Javier Escandell dimite como presidente de un CV Eivissa que necesita nuevos dirigentes para seguir en Superliga - Noudiari.es | Noudiari.es

Javier Escandell dimite como presidente de un CV Eivissa que necesita nuevos dirigentes para seguir en Superliga

Javier Escandell, ex presidente del Ushuaïa Ibiza Voley, se abraza con Mariano Esteban, en su época de jugador.

@Pablo Sierra del Sol / Javi Escandell ha dicho basta. El distribuidor de vinos deja de ser presidente del Club Voleibol Eivissa. Hasta ahora la entidad solamente había conocido un presidente. Escandell llegó al cargo en 2005 al formar una junta directiva en la que estaban otras personas que, como él, se habían acercado al voleibol porque sus hijas jugaban a este deporte y necesitaban un club para practicarlo. Más de una década después de fundar el club, Escandell lo deja con el primer equipo consolidado en Superliga, pero “desgastado por el esfuerzo que supone esa tarea”.

“Y sin más deuda que el dinero que nos tienen que pagar las instituciones este año, unos 110.000 euros”, indica el ya ex presidente del CV Eivissa. Esas subvenciones públicas representan un tercio del presupuesto de la entidad y la obligan a no poder liquidar gastos como el de los desplazamientos o a arrastrar impagos de temporadas anteriores con Toni Gino Corona, el entrenador de la plantilla de Superliga hasta esta campaña. “No tengo ninguna queja con las personas que gestionan los departamentos deportivos de las instituciones. Agustín Perea (el concejal de Vila), Fernando Gómez (el director insular del Consell) y Carles Gonyalons (el director de Deportes del Govern) se han portado con nosotros estupendamente en todo momento. El problema es que no se puede planificar una temporada si te van a pagar a toro pasado. Y en el caso del Govern, ni eso”.

Deudas institucionales

Escandell cree que el CV Eivissa cobrará 40.000 euros del Ayuntamiento y 30.000 del Consell “en el plazo de un mes”. Quedarían pendientes los 40.000 que el ex presidente espera recibir desde Palma. “Pero no llegarán hasta diciembre como mínimo porque la subvención aún no se ha resuelto. Oficialmente, no sabemos cuánto nos pagarán, pero creo que rondará lo que nos dieron el año pasado. Con esta lentitud es imposible trabajar”.

El empresario ibicenco se queda con el buen recuerdo de haberle plantado cara a Ca’n Ventura esta temporada en duelo disputado en Mallorca en la segunda vuelta y con la sensación de rozar un título cuando accedieron a la final de la Copa del Rey de 2014. Ahora le gustaría disfrutar del equipo en Superliga el próximo otoño viviendo los partidos como un aficionado más desde la grada de Es Viver.

Sin relevo claro

El club tiene tiempo hasta finales de junio para inscribirse en la competición. Ushuaïa, principal patrocinador durante todos estos años que lleva el CV Eivissa en la élite, quiere seguir apoyando a la causa. Así lo explica Escandell, que está esperando que alguien dé un paso al frente para hacerse con el timón de la nave. Toni Gino Corona, el entrenador que protagonizó todos los ascensos de un equipo que pasó de las catacumbas de la Liga Balear a la división más alta en muy poco tiempo, y Mariano Esteban, ex jugador y actual director deportivo, no se quieren postular por motivos personales.

Escandell está convencido de que “alguien con fuerza para renovar los múltiples sponsors del club y encontrar nuevos apoyos aparecerá durante las próximas semanas”. Considera que hace falta “frescura e ideas nuevas” para gestionar la entidad deportiva. Lo que tiene claro es que nadie de la actual directiva quiere ser presidente: “Cuando anuncié que me iba apreté un botón y nos dimos cuenta de que todos están igual de quemados que yo”. Durante ese tiempo, los integrantes de la plantilla que ha entrenado Marcelo de Stéfano este curso podrían firmar por otros equipos. Si no fuera así, el futuro del voleibol de alto nivel en Ibiza podría tener los días contados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *