Sant Josep se enfrenta a las urbanizaciones a medio hacer como consecuencia de la “construcción salvaje” | Noudiari.es

Sant Josep se enfrenta a las urbanizaciones a medio hacer como consecuencia de la “construcción salvaje”

@Noudiari/ La “construcción salvaje” que se llevó a cabo durante décadas en el municipio de Sant Josep provoca que a día de hoy existan numerosas urbanizaciones a medio hacer, que jamás han sido recepcionadas por el Consistorio y que, a pesar de que no tienen todos los servicios básicos, están habitadas.



El concejal de Urbanismo, Ángel Luis Guerrero, explica que en estos momentos el Consistorio está estudiando qué hacer y cómo con Cala Vedella. Esta zona, totalmente construida, no cuenta con alumbrado y las canalizaciones de las aguas fecales no son municipales, por poner alguno de los ejemplos. “No es nada público y ahora estamos mirando cómo asumir esta urbanización de los años 70”, apunta Guerrero.

Una imagen de Cala Vedella, una de las zonas turísticas de Sant Josep.

El concejal avanza que la urbanización se deberá hacer con carga a las arcas municipales y después revertir estos gastos a los residentes de la zona de Cala Vedella con “contribuciones especiales o cargas”, señala Guerreo. Además, aunque no se prevé modificar el trazado de las calles sí que hay que determinar la cesión de los espacios verdes o públicos o la creación de aparcamientos alternativos, entre otras muchas cuestiones.

Sin planificación alguna

Guerrero señala que Cala Vedella no es la única urbanización sin recepcionar del municipio. Son decenas e, incluso, centenares, los residentes y turistas afectados por esta forma de hacer de años anteriores. “En aquella época de construcción salvaje no se hacían ni los proyectos de parcelación ni de urbanización; simplemente se hacía un estudio de detalle y se concedía la licencia”, señala. Ahora, décadas después, se encuentran con urbanizaciones en las uqe no existe alcantarillado, alumbrado público o evacuación de las aguas fecales. Y después de todos estos años, las constructoras responsables de estos despropósitos de urbanizaciones han desaparecido.

Punta de sa Pedrera

Otro de los ejemplos es la zona de Punta de sa Pedrera, en Port des Torrent, que se desclasificó determinando el suelo inedificable, una vez que ya se había empezado a construir. “Nunca se ha hecho la recepción por parte del Ayuntamiento y está todo a medio hacer”, indica Guerrero, que es consciente de la suciedad que se acumula en la zona y el estado de abandono.

En este caso el Consistorio ha realizado un informe para determinar la situación, qué trabajos de limpieza se deben realizar y estudiar si se deben cerrar calles que fueron asfaltadas en su momento. Aún así, Guerrero se pregunta a quién deberían cargarle los gastos de urbanización y, aunque lo asumirá en un principio la administración municipal, “se debería instar a la propiedad a limpiar y cerrar algunas de las calles”.

5 Respuestas a Sant Josep se enfrenta a las urbanizaciones a medio hacer como consecuencia de la “construcción salvaje”

  1. Poseidonico Responder

    25 septiembre, 2017 en 12:13

    Llamativo al menos que nadie comente la notícia…aquí ya todo esto es de lo más normal…

  2. Jordi Responder

    25 septiembre, 2017 en 13:24

    Qué vergüenza! Actuaciones ilegales por doquier y cero rección municipal durante años…alguna Administración va a exigir responabilidades???

  3. Antoni Responder

    25 septiembre, 2017 en 13:42

    Caray que noticia…. Que cala vadella es una urbanización…? Todos los que vivimos allí lo hacemos en una urbanización? Por favor un poquito de rigor señor editor. Que se note que tiene una carrera universitaria.

  4. Bosón de Higgs Responder

    25 septiembre, 2017 en 23:33

    La solución es sencilla, y pasa por exponer bien el problema, proyectar, valorar, repartir cargas y ejecutar las instalaciones necesarias, incluso con vías de financiación pública con cargo al recibo del IBI…mientras esos suelos no son urbanos, la presión urbanística recae en el suelo rústico.

  5. Ana Responder

    26 septiembre, 2017 en 10:36

    Sant Josep es la casa de Tócame Roque. Un absoluto desastre de Ayuntamiento, de población, donde cada cual hace de su capa un sayo.

    No solo hay urbanizaciones a medio construir como dice el artículo. Hay urbanizaciones donde cada vecino ha ido ampliando su casa, ganando metros cuadrados por todas partes sin pedir ningún tipo de licencia. Hay incluso quien se ha expandido por el jardín con casetas de lo más precario para alquilarlas después y sacar dinerito. ¿Qué hace el Ayuntamiento de Sant Josep? NADA

    También estamos los que pagamos un IBI de 500 euros a cambio de no tener ni servicio de limpieza ni servicio de basuras. El barrendero pasa con su motocarro una vez al año (afirmación hecha por el mismo trabajador) y las basuras son un caso perdido, ni el camión ni los contenedores existen en nuestra zona. Las calles están llenas de ramas, suciedad, aceras rotas (¿y la accesibilidad? pobre de quien vaya en silla de ruedas), coches abandonados totalmente destartalados por quien hace negocios con las piezas, coches mal aparcados obstaculizando el paso en las calles (ay el día que necesitemos una ambulancia…), tuberías que se rompen cada dos por tres, tuberías taponadas, inundaciones cada vez que caen dos gotas. ¿Qué hace el Ayuntamiento de Sant Josep? NADA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *