Fascismo independentista, por José María de Lamo | Noudiari.es

Fascismo independentista, por José María de Lamo

José María de Lamo

Conforme van pasando los días y se van conociendo las infames, cutres e infantiloides mentiras del independentismo catalán, y lo infame, cutre y en ocasiones asqueroso de las personas que lo apoyan (entre ellos terroristas como Arnaldo Otegui, nazis como determinados políticos belgas, delincuentes como los Pujol y demás calaña), uno llega a la conclusión de que, quien lo apoya, o bien es un analfabeto en cuestión de historia o alguien que tiene miedo a la justicia española o que está pensando en llenarse los bolsillos con el circo-paripé-farsa-montaje de la República Fascista de Cataluña.

Tener que escuchar de personas que han secuestrado el parlamento catalán, que llevan años secuestrando a la sociedad catalana con tácticas mafiosas y que han robado a todos los catalanes y a todos los españoles, que el Estado Español es un estado fascista que ataca a la libertad sería para partirse de risa de no ser tan dramático lo que están haciendo los independentistas con esa comunidad autónoma (ni país, ni nación ni nada por el estilo).

Al contrario de lo que muchos defienden hasta la saciedad, sabiendo que mienten sin ningún tipo de pudor, el independentismo catalán es violento, muy violento, excesivamente violento, a la par que cobarde y manipulador. Tan sólo dando un mínimo repaso a las hemerotecas podemos encontrar cientos de noticias de personas que han sido agredidas en Cataluña (física, verbal o psicológicamente) por portar una bandera de España (algo de lo más normal en el país al que pertenece la comunidad autónoma de Cataluña, que no es ni más ni menos que España), por mostrar sus simpatías por la selección Española de fútbol (selección en la que, aunque parezca mentira, han jugado y siguen jugando ilustres antiespañoles como Pep Guardiola o Gerard Piqué), o por ser miembro (o familiar) de alguno de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado. Por mucho que he revisado las hemerotecas, no he podido encontrar ninguna noticia que hablara de lo contrario, de que se haya agredido a alguien por portar la bandera de la República Fascista de Cataluña, por ser miembro o familiar de los Mossos de Esquadra o por renegar de las selecciones deportivas de España.

La violencia del independentismo catalán también la ha podido ver todo el mundo durante la jornada del pasado 1 de octubre o durante la ilegal y fastizoide huelga general del pasado 8 de noviembre. En el paripé de referéndum ilegal, en el que los demócratas independentistas catalanes llevaban las opacas urnas cargadas de votos antes de depositarlas en los colegios electorales, el golpismo difundió imágenes de policías retirando sin ningún tipo de violencia a las personas que les impedían el acceso a los ilegales colegios. Estas imágenes, cargadas de tensión pero sin violencia, sumada a las declaraciones de histéricos e histéricas mintiendo como bellacos anunciando que los policías españoles les habían agredido física y hasta sexualmente, fueron dadas por válidas durante unas horas por la prensa internacional.

Sin embargo horas después, cuando empezaron a difundirse las secuencias completas de lo ocurrido y en las que los independentistas demostraban lo que eran, una banda de violentos y mentirosos que lo único que intentaban era provocar a los agentes para que estos perdieran los nervios, se dio la vuelta a la tortilla y la prensa internacional empezó a darse cuenta de la catadura moral de los que abogaban por la República Fascista de Cataluña.

Durante los piquetes violentos e ilegales que se pudieron ver a lo largo del pasado 8 de noviembre las imágenes lo dicen todo: manifestantes cortando las vías de acceso a las poblaciones y enfrentándose, ante el pasotismo total de los Mossos, a las personas decentes y honradas que lo único que querían era acudir con normalidad a sus puestos de trabajo, o vías férreas cortadas con piedras y demás obstáculos que podrían haber provocado el descarrilamiento de un tren, con sus nefastas consecuencias. Pero claro, todo da igual porque para esta gente todo vale y, como se autodenominan pacíficos, todos tenemos que tragar con esas mentiras.

A todo esto hay que sumarle el poco cerebro y la falta de respeto por la vida humana y sus propios hijos de algunos padres independentistas. El ejemplo de esto es la indecente imagen de un grupo de bebés utilizados por sus progenitores para cortar una carretera. Esto, en un país como dios manda, tendría que llevar a la Fiscalía a emprender acciones legales contra unos padres para los que sentirse superiores al resto de los españoles es más importante que el bienestar y la propia vida de sus hijos. Ni se merecen tener hijos ni se merecen estar en libertad.

Ahora el fascismo independentista, agarrándose como se agarra a cualquier clavo por muy ardiendo que esté, está machacando al mundo entero con que el encarcelamiento de los denominados Jordis (dos elementos a los que todos hemos visto enardecer a las masas sobre un coche de la Guardia Civil destrozado por sus acólitos arengados y de donde se ROBARON ARMAS) y de los miembros del Govern golpista, es por defender sus ideas. No señores. Por defender sus ideas nadie entra en la cárcel en España, por delinquir para ejecutar sus ideas sí. Y cómo no, a este clavo ardiendo al que se aferraban cual lapas los independentistas se le está acabando la superficie de agarre ya que la propia Amnistía Internacional, que no es muy sospechosa de ser fascista, ha dejado muy claro que no considera a los jordis y demás presuntos delincuentes encarcelados por la declaración unilateral de independencia como presos políticos. Un zasca en toda la boca en toda regla y otra mentira más del fascismo independentista que se va al garete, y van…

En cuanto a las soluciones para devolver de una vez por todas la paz y la convivencia a la Comunidad Autónoma de Cataluña, ha sido positiva la aplicación del artículo 155 de la Constitución Española que, al contrario de lo que defiende el fascismo independentista, no acaba con la autonomía. Todo lo contrario, la fortalece y devuelve la democracia a los catalanes. Sin embargo, la aplicación del 155 está empezando a cojear, y mucho. Y cojea porque, merced a una enmienda presentada por el PSOE, no se intervienen los medios de comunicación públicos catalanes. Unos medios en los que se sigue hablando de la República Catalana, que se insulta, ofende y denigra a los españoles y que, si algún juez no lo remedia (porque los políticos no tienen pinta de querer hacerlo) van a ser un elemento clave para las elecciones del mes de diciembre.

Y pese a la intervención de los Mossos de Esquadra por parte del Ministerio del Interior todos hemos podido ver, durante los actos violentos del independentismo en la huelga política del pasado 8 de noviembre, que no han hecho nada por restaurar la legalidad y el orden, por lo que es evidente que siguen siendo la policía política del fascismo independentista.

Tampoco se ha querido entrar con la aplicación del 155 en la educación en Cataluña. Una educación en la que se adoctrina sin ningún pudor a los niños y adolescentes, se enseñan mentiras que, a la larga, acaban siendo la única verdad para los estudiantes y se incita al odio a España y a todo lo que huela a español. Mientras no se solucione esto Cataluña va a seguir siendo una fábrica de independentistas, y el independentismo seguirá siendo una fábrica de españolistas, y lo malo es que ambas partes estarán cada vez más radicalizadas. Y ante la exportación de este adoctrinamiento a determinados centros educativos de Baleares, confiemos en que la presidenta Armengol decida de una vez por todas tomar cartas en el asunto y destituya al actual conceller de Educación Martí March, que niega el adoctrinamiento pese a haberlo visto con sus ojos e insulta a los padres que lo denuncian.

Y para finalizar, cómo no, destacar la total, absoluta y mezquina cobardía de los independentistas. Empezando por su líder supremo, Carlos Puigdemont, que nada más proclamar la República Fascista de Cataluña cogió a parte de su equipo, dejando al resto con el culo al aire, y huyó como una rata a Bélgica, lugar donde la extrema derecha aseguraba que le iba a acoger con los brazos abiertos. Y una vez esquivada provisionalmente la tan merecida estancia en la cárcel, y ante la imposibilidad de la Justicia española de darle caza a corto plazo, el golpista Puigdemont se pone chulito y hace declaraciones incendiarias, tratando de enardecer al pequeño porcentaje de pueblo catalán que le sigue para que continúe liándola e inmolándose por él.

Cobardes también han sido los consejeros encarcelados, Junqueras y compañía, que nada más entrar en prisión empezaron a denunciar la brutalidad policial que estaban padeciendo: a uno las esposas le hicieron una pupita en la muñeca y a otro le pusieron el himno de España, algo que, imagino, estará declarado como tortura por parte de la ONU.

Y para terminar con el colmo de la cobardía tenemos a la flamante presidenta en funciones del Parlamento Catalán, Carmen Forcadell. Este siniestro personaje hacía y deshacía a su antojo en el Parlamento autonómico con total chulería e impunidad, saltándose y cambiando las reglas a su antojo sin ni siquiera hacer caso a los funcionarios y ninguneando como en una dictadura bananera cualquiera a la oposición. Ahora, con la cárcel esperándole a la vuelta de la esquina, dice que lo de la independencia es algo “simbólico” y sin ningún efecto legal, una especie de bromita entre españoles de pura cepa para animar un poco el cotarro. Pues, si esto es así, que se lo diga a su dios Puigdemont y a los responsables de TV3· y Cataluña Radio que aún se piensan que están viviendo en su paraíso fascista.

Mientras la cárcel se vaya llenando de golpistas y la Justicia vaya haciendo su trabajo no nos queda más que seguir alabando la labor realizada y por realizar de la Policía Nacional y la Guardia Civil, dos cuerpos de seguridad ejemplares que han tenido que sufrir de primera mano el odio de esta banda que se autodenomina pacífica.

38 Respuestas a Fascismo independentista, por José María de Lamo

  1. Zascal Responder

    11 noviembre, 2017 en 10:18

    Vaya vaya, tenemos a un hijo del franquismo con este lumbreras ARRRRRIBAAA EJJJJPAÑAAA

  2. David Responder

    11 noviembre, 2017 en 10:21

    Cuanto odio se aprecia en este personaje y en su palabreria .

  3. Juan Responder

    11 noviembre, 2017 en 10:51

    Simplemente perfecta la descripción de lo sucedido con los nazionalistas.

  4. Silvia Responder

    11 noviembre, 2017 en 10:58

    Felicidades. Realmente objetivo. Hace falta más gente como tú en este país de irracionales.

  5. MTR Responder

    11 noviembre, 2017 en 11:20

    Con un par!
    Bravo!

  6. Vilero76 Responder

    11 noviembre, 2017 en 11:32

    Me da que David y Manu son la misma persona y realmente se llama Bernat.

    Gran artículo.

  7. felipe 6º d'espana i último de Catalunya Responder

    11 noviembre, 2017 en 13:17

    Así me agrada, subdito, Que se note que eres del amo de verdat.

  8. Pep Responder

    11 noviembre, 2017 en 13:25

    Dicen que las situaciones de gran tensión sacan lo mejor y lo peor de las personas. Este artículo es un magnífico ejemplo de lo segundo.

  9. Leo Responder

    11 noviembre, 2017 en 14:34

    Los abnegados independentistas catalanes, tan llenos ellos de virtud como de bajeza los españoles, consideran palabrería, retórica huera y, en definitiva, basura todo discurso que no concluya en un alegato a favor de su causa y la, según ellos, incuestionable república independiente de su casa.

  10. Álvaro Responder

    11 noviembre, 2017 en 18:02

    Cuanto odio.y bilis destilan los contrarios a la opinoón de este periodista. Al menos él tiene los santos cojones de decir lo que piensa firmando con su nombre y apellidos. Muchos de los cobardes que le critican no pueden decir lo mismo.
    Por cierto, gran artículo y, con estas críticas, se pone de manifiesto qie tiene más razón que un santo.

    • Jelou Responder

      12 noviembre, 2017 en 14:40

      Si, está bien que la gente diga lo que piensa… pero eso de los “santos cojones” me da un poco de miedo. Por “santos cojones” se ha pasado a mucha gente por la horca, porque sí: por “santos cojones”

      Yo no creo demasiado en los “santos cojones” creo más en el diálogo, por que si los “santos cojones” de uno y otro chocan pues no hay más remedio que matar al que piensa distinto, y soy de aquellas persones que aun tiene un poco de fe y esperanza en que este no es el destino de nuestra civilización.

  11. Vale Responder

    11 noviembre, 2017 en 22:47

    Ho diu en to irònic.
    En realitat està fent conya de tots els articles q surten a la premsa generalista.

    Sempre es diu que: “Catalunya es España”, pero a aquestes altures de sa peli ja es pot dir: “España es Catalunya”.
    Perquè estau més obsesionats que els propus indepes. España s’ha reduit a Catalunya, bravo.

  12. Ferran MORENO I CASTILLON Responder

    12 noviembre, 2017 en 0:35

    Desinformació, fal·làcia, mentida i odi a parts iguals, ben barrejat i… voilà, aquí en tenim el resultat!

    • José María de Lamo Responder

      12 noviembre, 2017 en 10:27

      Leer sus artículos, señor Moreno, y ver el odio que desrila hacia los profesionales de la justicia que no.piensan como usted da muchísimo miedo. Algunos creemos en la separación de poderes.

      • Arri Responder

        13 noviembre, 2017 en 0:35

        Dejalo Chema, no vale la pena, con 482 votos no hay que preocuparse. Que le vaya bien en J&T T….

  13. luisluis Responder

    12 noviembre, 2017 en 1:08

    No se le debe llamar facista a nadie por su cara, sino por lo que escribe

  14. francesc negre Responder

    12 noviembre, 2017 en 10:40

    primer pensar després dir. Tens massa odi i promous el odi, aixó es un delicte

  15. Leo Responder

    12 noviembre, 2017 en 11:12

    Confunden el hartazgo con el odio, pero creo que la confusión es intencionada y conveniente, porque en toda epopeya parece mucho más interesante decir que un pueblo (o mejor dicho, que una facción de un pueblo) despierta odio antes que aburrimiento.

  16. Jelou Responder

    12 noviembre, 2017 en 14:32

    Hombre… el artículo no es para nada un análisis sosegado de un tema complejo Casi me parece un artículo violento, cuando uno esperaría cierta altura moral de los comentaristas de ambos sectores.

    Cuando uno está tan encendido quizás no se la mejor opción escribir lo primero que le viene a la cabeza.

    Parece más bien un ajuste de cuentas. No creo que sea esta la función del periodismo, pero que conste que solo doy mi opinión, y a quien le agrade, me parece muy bien. Solo que a mi no me verá por aquí, he entrado por curiosidad…
    Que tenga usted suerte.

  17. Álvaro Responder

    12 noviembre, 2017 en 15:25

    Jelou háztelo mirar.

    • Jelou Responder

      14 noviembre, 2017 en 16:57

      Por supuesto, siempre hay que mirarse las cosas de uno, espero que que tu también te mires lo tuyo 😉

  18. Ric Carter Responder

    12 noviembre, 2017 en 19:05

    Vaya el fachilla ha hablado. Yo apoyo el independentismo catalan surgido de una votacion con urnas, por cierto prohibidas por la democracia de Españistan y su gobierno del PP corrupto. Y no soy analfanbeto, soy democrata que considera que poner urnas y que los ciudadanos puedan votar libremente es la esencia de la democracia. Aunque a algunos no les gusten.

  19. Ric Carter Responder

    12 noviembre, 2017 en 19:06

    Y por cierto fascismo es prohibir.

    • MTR Responder

      12 noviembre, 2017 en 20:41

      “Fascismo es prohibir”
      Te parece de verdad mal que la gente tenga prohibido ….. yo que sé…. abusar de tus hijas o dañarte a ti?
      Abájate del amoto, tío.

    • Álvaro Responder

      12 noviembre, 2017 en 22:12

      Tu eres muy poco listo chavalín. ¿Y te atreves a decir que no eres analfabeto?

  20. Paissos Inventats del 3% Responder

    12 noviembre, 2017 en 19:32

    Buen articulo, dando en el clavo sobre esta independencia paranoide.

  21. Miguel Responder

    13 noviembre, 2017 en 16:45

    Pocos argumentos y una retahíla de insultos y odio. Vaya a clases de yoga, hacen bien.

  22. Bernat Responder

    16 noviembre, 2017 en 10:02

    Que poco conoce la sociedad catalana y su amplitud democrática y tolerancia, tolerancia en todos los aspectos, porque hasta que no han salido de sus nidos los aguiluchos franquistas la paz y la discusión pacificas han sido siempre quienes han reinado en todas partes, porque democracia significa que si una mayoría, ( que se vio en las últimas elecciones catalanas donde votaron casi el 80% del electorado, saliendo mayoría soberanísta…) decide tener una manera de ser gobierno diferente a la actual, esto, es democracia. Nos guste o no!…, aquí los únicos nazis y fascistas son los de siempre, los hijos de Franco que están arruinando el país a base de saquearlo todo, como una organización del crimen organizado, y haciendo creer al prójimo que la culpa de todo es de los independentistas catalanes que por orgullo propio desean una República y iniciar una manera de gobernar nueva y diferente, dejando atrás, un país que solo se mira el ombligo y deja de pensar en su propia realidad, al borde del abismo, donde las pensiones están en quiebra y el futuro hipotecado.

    • Arri Responder

      16 noviembre, 2017 en 15:04

      Bernat, Ud. es de Letras, se nota, si fuese de numeros sabria que de mayoria soberanista “res de res”, gracias a la ley electoral de España habia mayoria de parlamentarios que no de votos, eso son numeros. Letras, es todo el sermón que lleva años repitiendo hasta la saciedad sobre las bondades de la independencia de Cataluña, bondades que se han traducido en la desbandada de empresas del territorio catalan, descenso de turistas, descenso del consumo interior, etc. No hable de quiebra del Estado español cuando la Generalitat no podia pagar a las farmacias y en cambio si mantener “embajadas” que no sirven para nada, por cierto, ya que Ud. conoce Bruselas ¿cree necesario que la “embajada” catalana ocupe un local de 2391m2? ¿cuanto se paga de alquiler anual? Esto si que es arruinar un pais, lo demas es palabreria.

  23. Bernat Joan Responder

    16 noviembre, 2017 en 17:23

    Arri, crec que t’equivoques. Jo no faig entrades mai en espanyol en un mitjà dels Països Catalans.

  24. Arri Responder

    17 noviembre, 2017 en 0:13

    Pues me he equivocado, lo siento, pero ¿seria tan amable de responder a las preguntas?

    • Bernat Joan Responder

      17 noviembre, 2017 en 18:27

      Cap problema, Arri. Crec que Catalunya ha de tenir ambaixades, com en tenen petits països com Irlanda, Dinamarca, Suècia, Finlàndia, etc. Ni més ni manco. Ah! No hi hauria problema per pagar-ne les que hi ha i moltes més si no fos pel decalatge fiscal que ara tenim amb Espanya. És per això que resulta evident que, amb la independència, la situació econòmica de Catalunya millorarà sensiblement.
      Per cert, saps què costen les ambaixades espanyoles?

      • Arri Responder

        18 noviembre, 2017 en 0:45

        Cap problema Bernat. En numeros redondos unos 700 millones de euros es lo que se dedica a Acción Exterior, lease 118, embajadas, 95 consulados, una docena de representaciones permanentes en organismos internacionales…etc. Pero como no a dicho lo que cuesta la catalana en Bruselas lo dire yo, 936179,76 euros, mas unos 2 millones de gastos de gestión, todo esto anual. Pero todo esto ya lo debia saber Ud. De todas maneras permitame decirle que no creo que Cataluña pudiese mantener no ya embajadas, si no ella misma, si se declarase independiente, cosa que estoy seguro de que no ocurrira por suerte para los catalanes.Saludos.

  25. Saylor Responder

    17 noviembre, 2017 en 19:01

    Por personas y opiniones como las que suscribe este artículo son por lo que los Catalanes no nos consideramos ya Españoles. El franquismo está bien vivo pues nunca murió, sólo se disfrazó de democracia monárquica y aún sigue con ganas de sangre.
    Adeu Espanya, tard o d’hora marxarem.

  26. ESBRITY Responder

    17 noviembre, 2017 en 20:22

    AQUESTOS INDEPENDENTISTES HAN DE TORNAR A ESPANYA PER ENFRONTAR-SE A TOT EL QUE HAN FET BASANT-SE EN MENTIDES, SOTMETRE`S A LA JUSTICIA I DEIXAR DE PLORIQUETJAR A BRUSSELES, PERQUE L´UNIC QUE FAN ÉS EL RIDICUL. LAMENTABLE.

  27. Troner Responder

    18 noviembre, 2017 en 19:51

    Y ahora la sucursal del independentismo en Mallorca (con la connivencia del endeble PSOE) consuma el último atentado contra los ciudadanos de esta isla con el decretazo del catalán con el que agravarán muy mucho el problema de conseguir y consolidar buenos profesionales sanitarios para Ibiza y Formentera.
    Una vez más imponiendo sus objetivos políticos a costa de las necesidades de la gente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *