En Formentera, “rico o ateo” | Noudiari.es

En Formentera, “rico o ateo”

@Guillem Romaní / En Formentera corren hoy por las calles varios chistes fáciles y uno dice ‘para que te toque la lotería hay que ir a misa’. Y es que Miquel Ángel Riera, curra párroco de Formentera compró, como cada año, 60 series de un mismo número del sorteo de Navidad que, posteriormente, distribuyó a través de los ‘obreros’ de la iglesia. Así, se han vendido décimos en bares, restaurantes, una perfumería y diversas tiendas. “Todo ha estado muy repartido y estoy muy contento por ello”, asegura Riera.



La felicidad, el dinero, “no es para echar cohetes”, decía un vecino, por cuanto el premio, un quinto, supone 6.000 euros por décimo, aunque a la hora de la verdad, tras el tijeretazo de la Hacienda de Montoro, se queda en 4.800. “Buenos son, así pasaremos unas fiestas más húmedas”, decía un agraciado al que acababan de rociar con cava. Y es que los premiados, remisos como son los formenterenses a ‘salir en los  papeles’, no se escondían porque, como decía María, “no es un gran premio, simplemente una buena ayuda en estas fiestas”.

Los agraciados celebran el premio ante la administración

Cristina Costa, consellera por Compromís, vendió 20 décimos en su establecimiento de ‘Es Racó des Pa’ y estaba muy satisfecha por haber repartido suerte. A preguntas de un cliente sobre si había sido uno de los premiados, esta le respondía que ella sólo había vendido ese número, por lo que si lo había comprado en su establecimiento, tenía premio seguro.

A diferencia de otras demostraciones de júbilo que se ven en las televisiones, la celebración frente a la única Administración de Lotería de Formentera, abierta en el año 2000, ha sido sumamente parca, casi forzada, a la que han asistido personas que habían repartidos los premios y unos pocos agraciados. Cava, fotos, alegría y ‘tapar agujeros’, esa ha sido la tónica de la breve celebración.

Clara se mostraba muy contenta. “Estoy pintando la casa y va ser una ayuda muy importante”, decía. Su padre, Andreu, que también tenía un décimo, valoraba que el premio estuviera tan repartido, para él esa era la mayor alegría de sorteo.

Toni, por su parte, confesaba que había comprado el número porque era el último que quedaba en un bar. Otros agraciados afirmaban que lo habían comprado por la implicación de familiares en las tareas de la iglesia; de ahí otro de los chistes del día ‘rico o ateo’.

El cura párroco de Formentera, Miquel Ángel Riera, repartidor de suerte, ha explicado que ayer, el día anterior del sorteo, tenía tres décimo sin vender y que, finalmente, decidió que dos fueran para la iglesia y el restante, para él. Con el premio y los tres euros que ha obtenido por la venta de cada uno de los boletos va a acabar de pagar las obras de la vivienda situada en la azotea de la iglesia de Sant Francesc.

Una respuesta para En Formentera, “rico o ateo”

  1. Feina o menjar Responder

    22 diciembre, 2017 en 15:56

    Enhorabuena a los ganadores. Especialmente a Montoro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *