La ibicenca Giuls, expulsada de la casa de Gran Hermano 14 | Noudiari.es

La ibicenca Giuls, expulsada de la casa de Gran Hermano 14

@Noudiari
No ha podido ser. Giuls, concursante ibicenca de GH 14, acaba de abandonar la casa del reality show. Los votos formulados por el público han decidido que así sea a tan sólo una semana desde su entrada en el concurso y a pesar de que sus seguidores han estado apoyándola desde Twitter durante toda la jornada con el hashtag #GiulsDentro.

Giuls, en el centro, junto a sus compañeras de nominación, antes de que se supiera el resultado de la votación del público.

La ibicenca ha mantenido el tipo mientras que sus compañeras se han derrumbado. Incluso ha enviado un abrazo a sus compañeros de la casa y ha calificado su experiencia como “increíble”. Giuls también ha abrazado a su gran amiga Raky, a quien le ha transmitido muchos ánimos para seguir en el concurso y se ha ofrecido a enviar de su parte un beso a su novio y a su madre. Aunque al final alguna lágrima ha derramado, Giuls se ha mantenido fuerte y ha aceptado con estoicismo la decisión del público.

El carácter simpático, divertido y abierto de esta suiza criada en Eivissa no ha conquistado a sus compañeros, quienes nominaron a Giuls en su primera visita al confesionario.  Algunos por desconocimiento y otros motivados por las suspicacias que ha levantado su amistad con Raky, cuyos fuertes lazos han ocasionado que les llamen las ‘Zipi y Zape’ de la casa a pesar de que ellas se auto definieron como ‘las caricaris’. Lo cierto es que la ibicenca ha sido la participante que más recelos ha despertado entre el resto de mujeres de la casa. Quizá se deba a que Giuls se encuentra más a gusto al lado de sus compañeros que de las féminas, ya que con ellos se siente más libre a la hora de abrir su corazón. A sus compañeros chicos les ha relatado, por ejemplo, la difícil y distante relación que mantiene con su padre, al que apenas ve, así como de la añoranza que siente por su ex novio. En el jardín, Giuls también se ha confesado con Raky, su cómplice dentre de la casa, y ha admitido que su ex pareja le mimaba tanto que ahora no puede evitar echarlo de menos.

Giuls también ha expresado su desagrado por la comida por ser de marca blanca, lo que levantó las críticas de sus compañeros. Sin embargo, la ibicenca también ha sabido tender puentes hacia aquellos concursantes que menos la apreciaban, como ha ocurrido en el caso de Noe. Ésta le echó en cara que no le respondiera cuando le hablaba y Giuls justificó sus silencios aduciendo que es “una tía superempanada” y que de forma inconsciente pierde el hilo de las conversaciones, pero que no lo hace de forma intencionada. Noe, confesión por confesión, admitió que había votado a Giuls y a Raky, pero la ibicenca la consoló arguyendo que la entendía perfectamente, ya que apenas llevaban tres días conviviendo. Una pena que no se le haya dado otra oportunidad a esta ibicenca que desprende sentido del humor y espontaneidad por los cuatro costados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *