La discoteca Bomba Ibiza acelera las obras de reforma y comienza a contratar personal | Noudiari.es

La discoteca Bomba Ibiza acelera las obras de reforma y comienza a contratar personal

R. B./ Los trabajos de acondicionamiento de la discoteca Bomba Ibiza, en el Passeig Joan Carles I, avanzan a todo ritmo. A pesar de no tener una fecha anunciada para su apertura, algunos usuarios de Facebook y Twitter apuntan a que la fiesta de opening tendrá a lugar a finales de junio, apenas un mes después de que le fuera concedida la licencia por parte del Ayuntamiento de Vila. Los encargados de animar esta inauguración serían Defected in The House, quienes traerían a la cabina de Giuseppe Cipriani a algunas de sus figuras de primer orden, como Duke Dumont, Lil’ Louis o Dennis Ferrer, entre otros.

A este paso, la discoteca Bomba Ibiza podría celebrar su fiesta de apertura a finales de junio.  Foto: M. R.

Con el ritmo que llevan las obras, la discoteca Bomba Ibiza podría celebrar su fiesta de apertura a finales de junio.
Foto: M. R.

Además, la discoteca ya ha comenzado a organizar la contratación de personal, que se llevará a cabo en el otro local que posee Cipriani en Eivissa, el restaurante Downtown Ibiza. Tal y como anuncian en su página de Facebook oficial, este lunes celebrarán el casting para fichar a las azafatas y ‘camareras VIP’, y el martes realizarán la selección del personal masculino.

Una apertura aplazada por cuestiones legales
A pesar de haber anunciado su apertura urbi et orbi para el 22 de mayo, el propietario de Bomba Ibiza se vio obligado a aplazar su inauguración por motivos legales, ya que el establecimiento no contaba con la licencia pertinente para desarrollar su actividad. No obstante, el pasado 30 de marzo Alejandro Marí, concejal de Urbanismo del consistorio ibicenco, anunció que el local volvía a contar con los permisos municipales para funcionar como discoteca.

El principal problema al que se enfrentaban los promotores de Bomba Ibiza era que el Plan General de Ordenación Urbanística de Vila, aprobado en 2009, prohibía la apertura de nuevas discotecas en el municipio. Sin embargo, ese mismo local ya había funcionado anteriormente como una sala de fiestas desde los años ochenta, bajo el nombre de Charlie Max, Angels, Penelope y Heaven. Si bien a los antiguos propietarios se les retiró la licencia por realizar obras ilegales, Cipriani consiguió recuperar los permisos al comprometerse con demoler lo construido de forma irregular y devolver el edificio a su estado original.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *