Una marca de bebidas ‘secuestra’ a cien turistas en Barajas para pasar un día de fiesta en Ibiza | Noudiari.es

Una marca de bebidas ‘secuestra’ a cien turistas en Barajas para pasar un día de fiesta en Ibiza

El avión fletado por Ron Barceló se llenó para volar este martes a Ibiza para participar en la fiesta Desalia.

El avión fletado por Ron Barceló se llenó para volar el martes a Ibiza para participar en la fiesta Desalia.

@C. V. / Imagínate la escena. Estás en el aeropuerto de Barajas, llegando de tu destino de vacaciones, y te ofrecen seguir un día más de fiesta, esta vez en Ibiza, con actuaciones de Cristian Varela o Luigi Nieto, entre otros. ¿Parece increíble? Pues eso es lo que les ha pasado a 100 afortunados, que fueron secuestrados este lunes en el aeropuerto madrileño y que ampliaron un poco más sus vacaciones para participar en la fiesta Desalia de Ron Barceló en Ibiza.

Un equipo de jóvenes de la marca de bebidas fueron los encargados, desde primera hora de la mañana, de intentar convencer a los pasajeros, maleta en mano, de tomar un nuevo vuelo con destino a las Pitiüses. “El verano no se acaba y vamos para Ibiza ¿Os venís o no?”, preguntaban a los sorprendidos turistas con motivo de la campaña ‘Vive Ahora’.

Un grupo de pasajeros momentos antes de tomar el vuelo con destino a Ibiza desde Barajas.

Un grupo de pasajeros momentos antes de tomar el vuelo con destino a Ibiza desde Barajas.

Ni siquiera el regreso al trabajo impidió que muchos de los jóvenes interrogados accedieran a vivir de primera mano la experiencia. “Jefe, que no puedo ir al trabajo, que me voy a Ibiza”, aseguraba uno de los pasajeros a la cámara. “Es una propuesta que no se puede rechazar”, afirmaba otra de las jóvenes que se apuntaron al viaje.

Una vez en la Isla, los 100 protagonistas de la aventura se lo pasaron en grande en el Blue Marlin, que contó con las actuaciones de DJs de reconocido prestigio como Cristian Varela, Luigi Nieto, Luke García o House South Brothers, entre otros, además de hermosas go-gos y bailarinas. Una vez finalizada la fiesta Desalia, era el momento de subir al avión y regresar a su punto de destino. Eso sí, con la satisfacción de haber pasado un día inolvidable en Ibiza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *