CÓMICS! By Lluís Ferrer Ferrer EL JUEVES, nº 1.573 (2007) Portada de Manel Fontdevila y Guillermo Torres - Noudiari.es | Noudiari.es

CÓMICS! By Lluís Ferrer Ferrer EL JUEVES, nº 1.573 (2007) Portada de Manel Fontdevila y Guillermo Torres

EL SECUESTRO DEL JINCAMIENTO REAL

La mítica portada del num. 1.573, toda una pieza de coleccionista.

La mítica portada del num. 1.573, toda una pieza de coleccionista.

@L.F./ Todavía recuerdo cuando el viernes 20 de julio de 2007 escuché la noticia en la radio a primerísima hora de la mañana. La Audiencia Nacional, ni más ni menos, ordenaba el secuestro de la edición numº 1.573 de la revista El Jueves. El al parecer poco ocupado por entonces juez Juan del Olmo ordenó a petición de la Fiscalía que la policía se hiciera cargo de la retirada de todos los ejemplares distribuidos, que confiscara el molde del dibujo para su destrucción, y que se inhabilitara la página web de la publicación, conminando además a la dirección de la revista a identificar a los maleantes perpetradores de la portada de la discordia, el guionista Manel Fontdevila (Manresa, 1965) y el dibujante Guillermo Torres (Melilla, 1962), autores de una ilustración a la que tachó de “claramente denigrante y objetivamente difamante”. En ella, y en relación al plan gubernamental con vistas a fomentar la natalidad otorgando un cheque-bebé por montante de 2.500 euros por cachorro, aparecen (sin identificar) los herederos de la corona de Ehpaña! en pleno jolgorio sexual a lo perrito mientras el Feli le dice a la Leti: “¿Te das cuenta? Si te quedas preñada, esto va a ser lo más parecido a trabajar que he hecho en mi vida”.

Aun a pesar de haber nacido en un periodo histórico complicado y de haber surcado una transición convulsa desparramando valientemente humor, sarcasmo e ironía teledirigidos con mucho acierto a la clase política en general y la monarquía en particular, El Jueves solo había sido confiscado con anterioridad allá por 1977, cuando tuvieron un encontronazo con la Iglesia, otra entidad patria poco dada al cachondeo, por otra “escandalosa” portada que abría su numº 7, lo que concedía al ejemplar más reciente la cualidad de convertirse de inmediato en una cotizada pieza de coleccionista; y como a esa temprana hora de la mañana ya había terminado el primer turno de mi jornada laboral, pensé para mis adentros mismamente que la ocasión la pintan calva (como a mi) y que sería cuestión de lanzarse con el cuchillo entre los dientes a los quioscos y librerías antes de que el semanario se volatilizase, ya fuera por culpa de curiosos, coleccionistas o policías censores que seguramente estaban pensando que a esas intempestivas horas de la mañana tampoco tenían nada mejor que hacer ir por los sitios confiscando tebeos en lugar de desayunarse tranquilamente en comisaría con sus eternos e inacabables cafelitos.

Portada de la edición 1.575 con el subtítulo  'La revista que secuestran los viernes'.

Portada de la edición 1.575 con el subtítulo ‘La revista que secuestran los viernes’.

El resultado de la severa incursión de castigo fue plenamente satisfactorio. A primera hora muchos de los quiosqueros no tenían ni repajolera idea del tema; pero muchos otros ya se habían afanado a embalar los cuerpos del delito con vistas a evitar su previsible confiscación endosándoles una devolución de urgencia a sus distribuidoras para que se comieran ellos el marrón. A pesar de las reticencias de algunos de ellos conseguí hacerme (no sin serias amenazas de dolorosos castigos físicos infringidos por mi parte) con todos los ejemplares del legendario numº 1.753 distribuidos en la zona norte de la isla…y os puedo asegurar que había unos cuantos. Además, contaba con la ventaja añadida de que el semanario incluía un libro de regalo, siendo presentado todo el lote en un precinto plastificado que aumentaba cuantitativamente el valor de la pieza, siempre que fuera vendido con posterioridad en las mismas condiciones y sin abrir, claro está. Y por si os interesa…sí, a día de hoy aun dispongo de varios de esos ejemplares en esas mismas condiciones, susceptibles de ser negociados con algún rezagado de última hora que quiera darse el capricho por un no-módico precio.

Pero ya os advierto de que lo que encontraréis en las páginas interiores no va mucho más allá de lo que encontraríais en cualquier otro ejemplar de El Jueves, es decir, su humor cáustico, desenfadado e irreverente, que no es poco, con el que nos viene deleitando desde su fundación en mayo del 77, que también se dice pronto. En este caso la afrenta vino dada exclusivamente por la portada y la coincidencia de su publicación en el espacio-tiempo con el malfollao despertar de un memo de turno en la Fiscalía General del Estado que ese día en concreto no tenía nada mejor que hacer que enarbolar por bandera el mancillado honor de la pléyade de parásitos reales que nos vienen chupando la sangre y los recursos desde los albores de la creación misma del reino.

jueves-Portada de 'rectificación' sui generis correspondiente al num. 1.574jueves-Portada de 'rectificación' sui generis correspondiente al num. 1.574

Portada de rectificación 'sui géneres' de El Jueves en el número 1574.

Portada de rectificación ‘sui géneres’ de El Jueves en el número 1574.

El Jueves tuvo también la honradez y el acierto de no incrementar su tirada de ese número en particular para hacer caja, aunque sí es cierto que el recochineo a posteriori, con portadas de “rectificación” y pidiendo “perdón” se extendió durante varias entregas tal y como veréis en la imágenes recogidas en este mismo artículo. También se cambió el conocido slogan de “la revista que sale los miércoles” por “la revista que secuestran los viernes” y, una vez conocida la sentencia condenatoria por injurias al principito se sustituyó por “la revista que condenan los martes”.

El despropósito terminó con una multa de 3.000 euros impuesta a cada uno de los autores y con las demoledores declaraciones del guionista Manel Fontdevila, quien antes de entrar a juicio declaró a la prensa: “No tendríamos que estar aquí por esta tontería. Son cosas que volveremos a hacer y que, de hecho, hemos hecho ya. No entendemos este juicio, y hasta que no lo entendamos seguiremos como hasta ahora”

Todo este rocambolesco episodio desembocó en un soberano ridículo propiciado por los de siempre, los mojigatos meapilas e hipócritas que se desviven desinteresadamente y sin que nadie se lo pida por nuestro bienestar moral para con Dios, la Patria y el Estado aun en detrimento de los principios más básicos y fundamentales ya no solo de la libertad de expresión, sino de la Libertad en mayúsculas y con todas sus letras. Vaya desde aquí un mensaje de atención a los chicos de El Jueves, ojo avizor con ellos, muchachotes, que últimamente están muy crecidos.

 

lluis ferrer 42Lluís Ferrer Ferrer (Cala Mastella, 1971) Especialista en tebeos y demás vicios insalubres, es el escritor (i)responsable de la Trilogía ibositana(2008-09-10) traducida al castellano y recopilada en El Hondero (2013), de los guiones de la webserie Salvador, un superhéroe low cost (2012-13), y colaborador del programa de Radio Èxit, Supercultura Freak Chow (2013) otro despropósito relacionado con el mundo del cómic…como si no hubiera cosas más importantes que hacer.   

3 Respuestas a CÓMICS! By Lluís Ferrer Ferrer EL JUEVES, nº 1.573 (2007) Portada de Manel Fontdevila y Guillermo Torres

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *