Opinión: Ocio de Ibiza y el bosque de Sherwood, por José María Echániz | Noudiari.es

Opinión: Ocio de Ibiza y el bosque de Sherwood, por José María Echániz

Un coche particular es un vehículo de uso privado. En el momento en el que su conductor pretende cobrar carreras y actúa como si de un servicio publico se tratase es ilegal, luego no es tolerable. Muchas familias viven de los llamados taxis piratas, pero es ilegal.

Existe toda una economía en torno a las fiestas en viviendas particulares. Esta el propietario de la vivienda, el promotor de la fiesta, el DJ, los camareros y el suministrador de bebidas. Pero una vivienda no es una discoteca luego es ilegal y no es tolerable.

Un hotel se dedica al hospedaje y al alquiler de habitaciones para pernoctar. En el momento en el que su actividad principal es el desarrollo de macro conciertos en los espacios comunes transgrediendo la normativa en materia de ruidos de manera continua bajo la cobertura de actividades de amenización está desarrollando una actividad ilegal, luego no es tolerable.

Los asociados de Ocio de Ibiza no tienen cuernos, ni rabo, ni echan fuego por la boca tal y como dijo su gerente en respuesta a Xescu Prats en un claro pero fallido intento por ser irónico. Sin embargo, lo que es evidente es que sus asociados incumplen de manera continua la normativa en materia de ruidos.

Cuantas más temporadas les permitan los ayuntamientos seguir operando con patente de corso, saltándose la normativa en materia de ruidos, más millones se embolsan”.

Xescu Prats insiste erre que erre, pues las autoridades, probablemente, pretendan una vez más que la temporada discurra por los mismos derroteros que las anteriores. Es natural, cada verano supone millones de euros para los asociados de Ocio de Ibiza y es que esta asociación opera como un lobby. Un poder fáctico en defensa de sus asociados que parece estar haciendo muy bien su trabajo, ganar tiempo.

Cuantas más temporadas les permitan los ayuntamientos seguir operando con patente de corso, saltándose la normativa en materia de ruidos, más millones se embolsan. De ahí que recurran a la ironía, a los supuestos beneficios sociales de su actividad o directamente atacando al mensajero.

Dice el gerente de Ocio de Ibiza que su asociación no levantará un dedo para defender a los locales que no respeten las reglas. Pues bien, ¿cuántos de sus locales tienen instalados limitadores que impidan que la música supere los 65 decibelios? Probablemente ninguno. ¿Cuántos de sus locales emiten música al exterior por encimar de los 65 decibelios? Probablemente todos. No en vano Mariano Planells denomino a uno de los establecimientos de sus asociados el Fukhusima Sonico. ¿No saben cuál es? Vayan a Platja d’en Bossa, marca Ibiza.

Sin ánimo de ofender y sin querer comparar dos hechos delictivos que nada tienen que ver, el siguiente ejemplo puede resultar didáctico. Pablo Escobar amasó su fortuna dedicándose al tráfico de estupefacientes, algo totalmente ilegal. Fue apodado como el “patrón del mal”, pero también como el “Robin Hood paisa”, que no payés, por sus apologistas y propagandistas a sueldo.

Utilizó una parte exigua de su fortuna para construir dotaciones deportivas en los barrios, viviendas e incluso llego a ser presidente de un equipo de fútbol, deporte rey en Colombia por encima del baloncesto o el voley. Además daba trabajo a mucha gente. Pues bien, el argumento de los beneficios sociales de una actividad ilegal es inadmisible, pues es ante todo ilegal.

La música al exterior por encima de los 65 decibelios también es ilegal, luego es inadmisible. La temporada empieza ya, luego las autoridades han de actuar.

Por José María Echániz

14 Respuestas a Opinión: Ocio de Ibiza y el bosque de Sherwood, por José María Echániz

  1. Manu Responder

    14 mayo, 2018 en 10:06

    Totalmente de acuerdo, llevan mucho tiempo con esta cantinela. Resultas que hay que estar agradecidos a estos benefactores de la marca Ibiza ciando no son mas que unos cuatreros y unos caras. Si la ley son 65 decibelios que se apliquen

  2. Enjutomojamuto Responder

    14 mayo, 2018 en 10:14

    CREISS QUE HARÁN ALGO LOS ALCALDES ESTE AÑO???? NADA DE NADA DE NADA DE NADA.

  3. Victor villalobos Responder

    14 mayo, 2018 en 12:10

    Se puede decir más alto pero no más claro. Igual hay que vigilar a ediles de los diferentes ayuntamientos y sus cuentas corrientes .
    Todo se mueve por interés y por dinero .

  4. el algarrobo Responder

    14 mayo, 2018 en 12:20

    los 65 decibelios es como el 155 para los indepes por eso nunca hablan del tema, prefieren hablar que si los restaurantes, servicios de calidad , reinvención del turismo y todo eso, pero no hablan de la realidad es que montan de día y al aire libres unas fiestas y macroconciertos terroríficos con miles de personas y llama la atencion que no hagan nadie nada ni policia ni alcalde ni concejal ni conseil de ibiza, que broma es esta ??????? chumba chumba todo el día se oye a 2km y todos los veranos igual , estamos locos???

  5. Prats Responder

    14 mayo, 2018 en 15:06

    Al poli local de sanan lo empapelaron por denunciar a una discoteca…el humo lleva siempre al fuego.

  6. Hector Responder

    14 mayo, 2018 en 15:47

    Las autoridades se tenían que mojar un poco más y controlar todas las irregularidades que existen, y sancionar a todas las empresas que realizan actos ajenos a licencia que les fue concedida por las autoridades.

  7. Hector Responder

    14 mayo, 2018 en 16:03

    Las autoridades deberían vigilar a los negocios para que no puedan realizar eventos distintos por lo que le concedieron la licencia de apertura del negocio. Es muy bonito pedir licencia para una tienda de caramelos y como está en la playa , organizar la fiesta de la piruleta, música ,bebidas etc.
    Una vergüenza . Que viva la ley del amigismo

  8. Ainhoa Responder

    14 mayo, 2018 en 16:07

    Es una verdadera vergüenza que cada uno haga lo que quiera y soborné a las autoridades para que cierren los ojos o que solo miren a un lado.

    Pero los impuestos que los paguen los de siempre

  9. Montecristo Responder

    14 mayo, 2018 en 20:41

    Este personaje es la leche, cuando mi negocio no va como queria porque no invierto los millones como tocaria en un negocio como este, yo no me pongo a menospreciar a los de mi alrededor. En fin cada uno sabra a donde va.

  10. Franky Responder

    14 mayo, 2018 en 21:41

    Totalmente de acuerdo, si la normativa son 65 decibelios pues para todos igual. Es una vergüenza!!!

  11. Montserrat Responder

    14 mayo, 2018 en 21:42

    Totalmente de acuerdo,
    Ya está bien que sigan impunemente infringiendo la legislación vigente.
    A ver si los alcaldes se ponen las pilas y empiezan a mirar por nosotros

  12. quinscollons! Responder

    14 mayo, 2018 en 21:51

    Consejos doy que para mí no tengo.
    Hay que tener un cuajo tremendo para decir según que cosas teniendo su cortijo manga por hombro. Entiendo que tiene que ser jodido ver que tu tiempo ya ha pasado y que ya no pintas nada.
    Y precisamente hablando de ilegalidades…
    Me da que como algunos exempleados les dé por pasar por aquí y opinar se lía la de San Quintín.
    Si es que.

  13. Javierru Responder

    14 mayo, 2018 en 22:05

    Y si por un casual, una jugada del destino, Ibiza dejará de ser atractiva para los turistas y de repente se pusiera de moda, que se yo, pues por ejemplo Teruel (“que también existe”) ¿qué harían estos defensores de la marca Ibiza? ¿se quedarían o correrían a montar sus garitos en aquella ciudad? pues es claro, se hablaría de la marca Teruel, pues al fin y al cabo, lo importante no es la marca sino la pasta.Y en esta Isla solo quedarían los de siempre, los soñadores que un dia llegaron y que, aunque pocos, alguno queda y de los que no están,de los que aún perdura su espíritu en las viejas higueras !En Fin!.

  14. Lagarduña Responder

    15 mayo, 2018 en 5:25

    Para lo que si hay que tener cuajo es para hacer un comentario tan capcioso como el que figura en segundo lugar. El autor del artículo no está vendiendo nada, unicamente está señalando una situación ilegal con la que cada verano se nos obliga a convivir a los ibicencos y además tratando de convencernos de que todo está controlado. No. El dicho más adecuado en este caso no creo que sea el de “consejos vendo y para mi no tengo” más bien yo diría que están tratando de “hacernos comulgar con ruedas de molino”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *