Y al final llegó VOX, por Vicent Torres | Noudiari.es

Y al final llegó VOX, por Vicent Torres

Debo reconocer que fui uno de los primeros extrañados cuando comenzaron a surgir partidos políticos con nombre de libro de auto ayuda. La ‘nueva política’ aterrizó apelando a los sentimientos para dejar atrás a los acrónimos con tufo a rancio. Una vez superado el primer envite, Podemos y Ciudadanos se codearon con el bipartidismo y acabaron modificando el panorama político español.

Una vez los naranjas dejaron de centrarse en Catalunya para abrazar al resto de España y dejaron en un cajón la socialdemocracia (así se definían en la época en la que Albert Rivera posaba desnudo en los spots del partido), la granítica derecha española empezó a vivir en la incertidumbre que aporta la fragmentación. Un escenario de sobras conocido por la izquierda, pero que era un territorio inexplorado para el PP, que había hecho de una solidez a prueba de cualquier caso de corrupción su principal arma.

Sin embargo, todavía quedaba un flanco por esquilmar. La extrema derecha era un tabú en la joven democracia española. Todos sabían que existía y que volaba raso con las gaviotas, pero estaba acorralada y en contadas ocasiones asomaba la nariz para soltar algún rebuzno.

Al final, los radicales (de verdad) han acabado cristalizando en un partido con nombre de diccionario y con un programa que pone los pelos de punta, especialmente si eres negro, mujer o inmigrante. Mientras el Congreso seguía haciendo el ridículo con falsos escupitajos y debates de dudosa profundidad intelectual, Vox se ha metido hasta la cocina. Y detrás no hay nada más que gente que piensa como ellos, no hay que darle más vueltas. Es lo que de verdad asusta.

FOC I FUM – VICENT TORRES

5 Respuestas a Y al final llegó VOX, por Vicent Torres

  1. Anda que Responder

    6 diciembre, 2018 en 0:10

    Vd. se asusta de una forma muy rara

  2. Unareldepixafada Responder

    6 diciembre, 2018 en 14:05

    A jo lo que diuen els de la CUP també m’asusta, i molt…

  3. uep Responder

    7 diciembre, 2018 en 9:56

    Mal necesario¿¿¿???

  4. Unareldepixafada Responder

    7 diciembre, 2018 en 11:18

    En Juan Carlos Monedero (superdemòcrata de super-esquerres) quan parla (de vegades)també fa bastanta por.. per no dir un altre paraula més clara i pagesa)i n’ Stalin (crec q no era d’ultra dreta….) també era un gran demòcrata..ejemm. Es radicals son igual de dolents d’un caire que de l’altre, o no?

  5. Vicente Responder

    15 diciembre, 2018 en 12:27

    ¿A quien asusta VOX?: A los que viven de la corrupción, véanse practicamente todos los gobiernos autónomos empezando por Madrid, Cataluña, Andalucia y Baleares que son los que llevan la palma. De Baleares hay que recordar los chanchullos de Matas,la obligación a los médicos de que sepan el catalán, el que en las escuelas no se enseñe el español, que el turismo sea visto con recelo, que hagan leyes nuevas que contravengan las ys existentes y que obliguen al pueblo a pagar los desaguisados que han hecho algunos políticos que por uno de ellos se ha obligado al pueblo balear apagar mas de 100 millones de euros y otros que siguen.Un sevidor visto el panorama los va a votar.¿ No pensáis que sin ellos España seria otra cosa?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *