La madre de la víctima de un intento de violación en Formentera: “Denunciad, por mínimo que sea, no os calléis” | Noudiari.es

La madre de la víctima de un intento de violación en Formentera: “Denunciad, por mínimo que sea, no os calléis”

Marga Berenguer, ante los micrófonos de Ràdio Illa.

@Noudiari / Son contadas las ocasiones en las que las mujeres víctimas de la violencia machista deciden dar el paso y poner luz sobre su horror. María, residente en Formentera, vivió en primera persona el pasado miércoles la peor cara de la sociedad. Según su testimonio, dos hombres, de entre 16 y 20 años de edad, trataron de violarla mientras paseaba con su perro por un camino de sa Tanca Vella, en Sant Francesc. Su madre, Marga Berenguer, ha decidido hacer público en su caso a través de los micrófonos de Ràdio Illa para intentar concienciar a todas las víctimas de que la denuncia es el único camino para acabar con esta lacra.




“Queremos decir a la gente que sufre cualquier tipo de maltrato que, por mínimo que sea, que lo denuncien y no callen. Si no, no sacaremos nada en claro, se está extendiendo demasiado este asunto”, ha sentenciado Marga Berenguer, colaboradora de la radio pública de la pitiusa sur.

Marga había recomendado a su hija que no pasara durante las fiestas navideñas por esa zona peatonal, sin iluminación hasta que tuvo lugar este intento de violación, pero jamás pensó en que le pudiera tocar vivir este fatal desenlace: “Cuando ves a tu hija entrar en casa llorando y sin poder articular ni una palabra… No te lo imaginas”, ha explicado.

El suceso tuvo lugar pocos minutos después de las 19 horas, cuando una residente fue atacada por dos desconocidos mientras paseaba a su perro en el camino que hay entre el parking y la capilla de sa Tanca Vella.

Al parecer, un hombre en bicicleta le obstaculizó el paso, cuando otro aprovechó para agarrarla por el cuello, tirarla al suelo, golpearla y amenazarla: “Te queremos follar”.

Marga Berenguer ha destacado el buen trato que ha tenido con la familia la Guardia Civil, la Policía Local y todo el personal de servicios sociales y del Hospital de Formentera, donde María fue tratada de los golpes que recibió por parte de sus agresores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *