Los dos traslados aéreos realizados desde Can Misses son un “reto” para la medicina intensiva | Noudiari.es

Los dos traslados aéreos realizados desde Can Misses son un “reto” para la medicina intensiva

Primer traslado realizado desde Can Misses.

EFE / Los dos traslados realizados desde el Hospital de Can Misses la pasada semana, se han convertido en un “reto” para la medicina intensiva, según ha informado este martes la Sociedad Española de Medicina Intensiva Crítica y Unidades Coronarias (Semicyuc).




En este sentido, desde Semicyuc señalan que con el traslado aéreo de los pacientes con oxigenación por membrana extracorpórea (ECMO) se ha puesto de manifiesto “la importancia” del empleo de esta técnica en pacientes críticos.

Para la Sociedad de Medicina Intensiva Crítica y Unidades Coronarias, el uso de ECMO ha abierto “nuevos escenarios” para la medicina intensivista. “Se trata de una técnica compleja que ha de ser indicada en casos muy concretos, teniendo en cuenta el delicado balance entre el exceso de tratamiento y la falta de ello”, apuntan.

Una necesidad técnicamente compleja

Además, califican de “muy positivo” que estos traslados se realicen con éxito ya que se da una “respuesta a una necesidad técnicamente compleja pero necesaria para el tratamiento actual de una patología”.

Por un lado, desde el Hospital Can Misses se trasladó hasta el hospital de Vall d’Hebrón de Barcelona a un paciente con un síndrome de distrés respiratorio por una neumonía. Tras 16 horas de tratamiento intensivo con ventilación mecánica protectora y decúbito prono, apenas había una mejoría de los niveles de oxígeno en sangre.

El segundo caso se trataba de una mujer joven en shock cardiogénico. Este caso fue “más complejo” debido a que la paciente estaba más inestable.

Además para colocar la cánula en la arteria se necesitaba de un cirujano cardíaco, así que también tuvo que intervenir un tercer hospital, en este caso el Son Espases que hizo la implantación de la ECMO para que fuese trasladada al Hospital Bellvitge.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *