134 bebés prematuros fueron alimentados por el Banco de Leche de Baleares en 2018 | Noudiari.es

134 bebés prematuros fueron alimentados por el Banco de Leche de Baleares en 2018

@Noudiari / El 19 de mayo se celebra el Día Mundial de la Donación de Leche Materna. Una fecha cuyo objetivo es agradecerles su altruismo a las madres que donan o han donado; sin embargo, también sirve para promocionar y explicar los beneficios que esta donación tiene para los neonatos enfermos y prematuros. En 2018, 134 bebés prematuros recibieron atención gracias a las 53 madres que donaron en Baleares. Cabe destacar que el Banco de Leche Materna de las islas fue el primero que entró en funcionamiento en toda España. Inaugurado en 2001, abrió camino a los 15 bancos que existen en la actualidad.




En 2005, en Brasil, se firmó el primer acuerdo para crear en América del Sur y América Central una red mundial de bancos de leche. Un total de 13 países y organizaciones internacionales se adhirieron al convenio. Dicha firma tuvo lugar el 19 de mayo, motivo por el cual se eligió esta fecha para celebrar el Día Mundial.

El Banco de Leche es el encargado de conservar y distribuir la leche materna que donan las madres. Tiene por objetivo cubrir las necesidades de los recién nacidos que, debido a su fragilidad, precisan de medidas especiales. En su mayoría son bebés prematuros de muy bajo peso o que por razones médicas necesitan aumentar sus defensas. Además, la leche materna actúa como protector del aparato digestivo del recién nacido; evita la aparición de la necrosis intestinal y facilita la recuperación tras una intervención quirúrgica.

Para poder ser donante, la madre tiene que estar dando el pecho y gozar de buena salud. Aunque no pueden haber transcurrido más de seis meses desde el parto. Es en esta época cuando la leche posee los nutrientes y agentes inmunológicos óptimos para la alimentación del neonato. Según los últimos protocolos médicos, un recién nacido de menos de 1 kilo necesita dos litros de leche materna por semana.

En Baleares, las madres que quieren ser donantes deben superar primero unos análisis previos. Tras una entrevista médica, las mujeres seleccionadas reciben un extractor o sacaleche y envases para las donaciones. Una vez en su casa, han de acostumbrar a su cuerpo a producir más leche. Al fin y al cabo, tienen que poder amamantar a su bebé y llenar los envases de las donaciones. Dichos envases se conservan en la nevera del domicilio hasta que llama el Banco de Leche Materna, que envía un mensajero a recogerla.

En 2018 en Baleares, 53 madres donaron 302,5 litros de leche que sirvieron para atender a 134 bebés prematuros, un 26% más que en 2017. Además, se distribuyeron 365 litros a los hospitales, lo que supuso un aumento del 17% con respecto al año anterior.

El Banco de Leche Materna de las islas forma parte del Banc de Sang i Teixits de les Illes Balears (BSTIB). Es el encargado de analizar, pasteurizar y congelar la leche hasta su utilización y distribución a las unidades de neonatos de los hospitales. Son los médicos de estas áreas los encargados de recetar la leche materna como medicamento.

El BSTIB, y en especial el Banco de Leche Materna, quiere agradecer la labor de la Associació Balear d’Alletament Matern (ABAM) y de todas las madres donantes. Por ello, el próximo 20 de junio el Banc de Sang i Teixits organizará un acto de reconocimiento a todas las mujeres que donaron leche durante 2018.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *