Santa Eulària recibe más de 150 solicitudes para las ayudas al alquiler | Noudiari.es

Santa Eulària recibe más de 150 solicitudes para las ayudas al alquiler

@Noudiari / El  Ayuntamiento de Santa Eulària des Riu ha recibido más de 152 solicitudes de residentes del municipio solicitando las ayudas municipales al alquiler que ha convocado el Consistorio este año para tratar de ayudar a las familias más necesitadas ante los elevados precios.




“Todas estas peticiones tendrán que ser estudiadas para descartar las presentadas incorrectamente o las de aquellas persones que no tienen derecho a recibirlas”, explican desde el Ayuntamiento en una nota.

También recalcan que estas ayudas amplían las que ofrece el Ibavi, pasando de un límite de 900 a 1.200 euros “ya que el Ayuntamiento entiende que los condiciones del mercado ibicenco de alquiler son diferentes a las que quiere cubrir el ente autonómico y que mucha gente quedaría fuera”.

En total, el Consistorio ha establecido una partida inicial presupuestaria global de 100.000 euros para cubrir estas ayudas, distribuidas en cuatro grupos de 25.000 euros. Cada grupo corresponde a determinadas franjas de pago mensual de alquiler por parte de los ciudadanos.

En cuanto a los peticiones, estas corresponden en dos tercios a persones de nacionalidad española (99 en total) y el resto lo hacen entre residentes comunitarios (22 peticiones) y extracomunitarios (31).

Una vez que se determinen las persones que pueden recibir la ayuda para cumplir las condiciones y haber presentado toda la documentación se procederá a realizar un baremo para otorgar puntos a cada solicitud de forma que se haga una lista, adjudicando las ayudas por orden y hasta acabar la partida destinada (25.000 euros por grupo).

En caso de que no se agote alguna de estas partidas, el dinero sobrante se destinará a los otros grupos. Según sea el resultado final, el Consistorio no descarta la posibilidad de ampliar la asignación de fondo para este proyecto de cara a poder ofrecer ayuda a más beneficiarios.

Los aportaciones municipales supondrán un máximo de dos mensualidades de alquiler, son para alquileres de un máximo de 1.200 euros al mes, la casa tiene que estar situada en el municipio, se debe estar empadronado en Santa Eulària–como mínimo- desde dos años antes, el contrato de alquiler tiene que ser como mínimo de un año y existir un nivel de ingresos máximos para acceder a la convocatoria.

Las ayudas corresponden a alquileres pagados en el año 2018 y los beneficiarios recibirán el equivalente a dos mensualidades (calculadas con la media de los 12 últimos recibos) o a la parte proporcional dependiendo del tiempo que estén ocupando la vivienda (una sexta parte de una mensualidad por mes).

Condiciones y requisitos para recibir la ayuda

El importe de la partida reservada para estas ayudas es de 100.000 euros repartidos en cuatro grupos de 25.000 euros cada uno: para alquileres de menos de 600 euros al mes, de entre 601 y 800 euros, de entre 801 y 1.000 euros, y para alquileres de entre 1.001 y 1.200 euros al mes.

Los ingresos máximos de la unidad de convivencia tienen que ser de 22.558,73 euros (4 veces el Índice Público de Renta de Efectos Múltiples o IPREM en 14 pagas, duplicando el IPREM fijado por el Ibavi) para una sola persona.

A esta cifra se le tienen que añadir 3.759,80 euros (0,5 IPREM) por cada persona más que forme parte de esta unidad de convivencia.

Así, por ejemplo, un matrimonio con dos hijos (4 IPREM de un adulto+0,5 de otro adulto+0,5 de uno de los hijos+0,5 del otro hijo) tendría un límite total de ingresos de 33.838,18 euros.

Entre los candidatos que cumplan todos los requisitos se otorgarán puntos para establecer un listado y se otorgarán las ayudas a los primeros de la lista hasta agotar la partida disponible o haber cubierto a todos los posibles beneficiarios.

Así, se tiene un punto por año de residencia legal del solicitante en el municipio, con un máximo de 10 puntos; las rentas más bajas obtienen más puntos, la existencia de hijos o ser familias monoparentales también permite ganar puntos y haber perdido una vivienda por ejecución hipotecaria también lo hace.

Otras circunstancias que añaden puntos son que en la unidad familiar haya una víctima de violencia de género, un discapacitado, que todos los miembros estén en el paro y sin prestaciones, mujeres en riesgo de exclusión social o persones sin hogar, entre otros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *