Encalla en el puerto de Denia el barco que cubre la línea con Ibiza y Palma | Noudiari.es

Encalla en el puerto de Denia el barco que cubre la línea con Ibiza y Palma

@Noudiari / El fast ferry Pinar del Río encalló ayer a las 23:20 en la escollera del puerto de Dénia sin daños personales para ningún pasajero ni tripulante. El fast ferry, que procedía de Palma y Ibiza, iba a atracar en el puerto.

Imagen del barco de Balearia. Foto: Héctor Aura

En el buque viajaban 393 pasajeros y 70 vehículos. Todos los pasajeros salieron ilesos y fueron evacuados con las embarcaciones de Salvamento Marítimo, Guardia Civil del Mar, Práctico de Dénia y el remolcador de Baleària.

Además, Salvamento Marítimo desplegará a primera hora de la mañana la barrera anticontaminación de forma preventiva, aunque no se produjo ningún vertido de combustible.

Para los pasajeros con vehículo a bordo, que no pudieron ser desembarcados, Baleària ha habilitado dos autobuses, uno con destino a Valencia y otro a Alicante, con paradas ambos en distintas poblaciones.

Baleària se mantendrá en contacto con estos pasajeros que aún tienen el vehículo a bordo para informarles de cuando podrán retirarlo. Además, ha desembarcado y entregado a los pasajeros todas las pertenecías que tenían a bordo.

La naviera reubicará a los clientes que tenían que viajar hoy y en los próximos días con el Pinar del Río en la ruta Dénia-Ibiza-Palma, en los buques Cecilia PayneRamon Llull y Marie Curie.

Una empresa de servicios subacuáticos está evaluando los daños registrados en el casco de estribor, para poder elaborar el plan de reflotamiento del barco y trasladarlo a puerto, donde se podrá proceder al desembarque de los vehículos que permanecen en su interior.

Baleària, que desde primer momento colabora con las autoridades marítimas para determinar las causas del incidente, lamenta los perjuicios ocasionados a los pasajeros afectados.

Una respuesta para Encalla en el puerto de Denia el barco que cubre la línea con Ibiza y Palma

  1. Gonzalo Gonzalez Responder

    17 agosto, 2019 en 21:02

    Sucedió lo que tenía que suceder. Pero no deja de ser triste algunas negligencias y dejación de obligaciones por parte de ciertos organismos y Entes del Estado que ante todo debieran resolver ciertas contingencias y no dejar que suceda lo que ocurrió para poner solución una vez ocurrido el percance.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *