La borrasca Gloria llega a Ibiza y Formentera con olas de siete metros el domingo, viento de 100km/h y fuertes lluvias | Noudiari.es

La borrasca Gloria llega a Ibiza y Formentera con olas de siete metros el domingo, viento de 100km/h y fuertes lluvias

@Noudiari / EFE / La llegada de la borrasca Gloria se va a traducir este fin de semana en lluvia y mala mar en Ibiza, que llegará a la alerta roja el domingo por fenómenos costeros con intervalos de fuerza 10 de viento del nordeste (puede superar los 100 km/h) y olas de siete metros. Además hay activada una alerta amarilla por lluvias.

Las alertas en Ibiza y Formentera se extenderán hasta el lunes 20, por el momento. Las lluvias continuarán durante la semana, al menos hasta el jueves, aunque no tan intensas como durante domingo y lunes.

La llegada de una nueva borrasca, “Gloria”, a la península dejará un fin de semana gélido con nieve en cotas muy bajas -300 metros-, un desplome de las temperaturas entre 8 y 10 grados y fuerte oleaje en amplias zonas del país, más acusado en la fachada mediterránea y en sistemas montañosos cercanos.

Los próximos días estarán “marcados por un fuerte temporal invernal, el más intenso en lo que llevamos de invierno”, según Rubén del Campo, portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología, quien ha precisado que la borrasca traerá consigo copiosas nevadas, frío gélido, lluvias y un fortísimo temporal marítimo en el Mediterráneo con olas de 7 metros.



El sábado ya será un día muy lluvioso en prácticamente todo el país, pero no será hasta el domingo cuando el temporal ofrezca su cara más potente, con una cota de nieve entre 300 y 400 metros, en puntos del sureste, interior y norte peninsular.

Respecto a la lluvia, el domingo caerá con fuerza en las islas de Mallorca -donde se espera una acumulación de 120 litros por metro cuadrado en 12 horas- y en Alicante, Valencia -en las zonas donde no nieve- en Ibiza, Formentera y Menorca donde se recogerán entre 60 y 70 litros por metro cuadrado en 12 horas.

Rubén del Campo ha observado, no obstante, que existe aún cierta incertidumbre respecto a la intensidad de esta situación invernal, debido a que la ubicación final de dicha borrasca será la que determine el donde, cuándo y la intensidad final del temporal.

El viento será otro fenómeno a tener en cuenta debido a que soplará de componente norte y fuerte -puntualmente se alcanzarán los 120 kilómetros por hora en zonas de Castilla y León, Extremadura, Baleares y La Rioja- lo que propiciará que la sensación de frío sea más acusada.

En cuanto a las temperaturas, Del Campo ha señalado que los valores, en general, bajarán claramente a lo largo de los próximos tres días de manera “secuencial y progresiva” y, así entre hoy y el lunes los valores podrán descender hasta 10 grados.

El portavoz ha alertado del “excepcional” temporal marítimo que el domingo afectará a prácticamente todo el litoral mediterráneo, por lo que desde la Aemet se ha activado para esa jornada el aviso rojo (riesgo extremo) en Alicante, Valencia y en las islas de Ibiza y Formentera por olas de 7 a 8 metros, con vientos del nordeste fuerza 9 ocasionalmente 10.

Este episodio invernal apenas se notará en las Islas Canarias donde los cielos se mantendrán despejados el fin de semana, con viento del este el sábado y el domingo con viento del noreste y temperaturas que cambiarán poco o subirán ligeramente.

Para la próxima semana, la predicción meteorología se puede dividir en tres partes: en la primera, entre el lunes y el martes, persistirá la misma situación tan desapacible del domingo, con pocos cambios en cuanto a precipitación, vientos y temperatura, y en la segunda parte, miércoles y jueves, se espera aún alguna nevada de cierta importancia en el este peninsular y chubascos en Baleares.

La tercera, correspondiente al fin de semana del 25 y 26, la duda de la predicción aumenta notablemente aunque el escenario mayoritario apunta sólo a lluvias débiles en el área del Estrecho, asociadas a viento de Levante.

Por lo que respecta a las Canarias, el lunes y el martes se esperan probables precipitaciones débiles y un sensible descenso térmico y para los días restantes lo más probable es una disminución del viento y un lento aumento de las temperaturas, así como probabilidad de lluvias en las islas más montañosas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *