La chica transexual que se suicidó en Valencia era ibicenca | Noudiari.es

La chica transexual que se suicidó en Valencia era ibicenca

@Noudiari / La chica transexual de 18 años que se suicidó el pasado 30 de octubre en Llíria, Valencia, era ibicenca y no valenciana, como se publicó en su día, en una noticia que tuvo alcance nacional.

Este hecho ha salido a la luz hoy durante el debate de la moción presentada en el pleno del Consell por el grupo del PSOE. Se trata de una moción “de rechazo al intento de censura y control a los contenidos y a los centros educativos”, que critica el intento de Vox de evitar que haya formación LGTBI en los colegios, entre otros contenidos.

Marta Díaz se ha emocionado recordando los hechos durante el pleno.

La ex consellera del PSOE Marta Díaz, ahora no adscrita a ningún partido, ha sido quien ha recordado entre lágrimas la historia de la chica y ha subrayado que era ibicenca. Lo ha hecho para poner un ejemplo de hasta dónde puede llegar la transfobia y para subrayar que sí es necesaria la educación en estos aspectos en las aulas.

Entre sollozos, Marta Díaz ha explicado que los hechos se remontan al 30 de octubre del año pasado cuando la chica se quitó la vida, al parecer después de soportar insultos y burlas tránsfobas cuando colgaba en sus redes sociales vídeos y fotografías en los que interpretaba canciones de sus artistas preferidos.

(La intervención de Marta Díaz se puede seguir a partir del minuto 1:30)

La chica estaba en Valencia estudiando peluquería cuando sucedieron los hechos y tenía previsto regresar a la isla tras finalizar su formación.

Antes de su cambio se llamaba Edu, según ha explicado Díaz en el pleno, donde ha añadido que “comenzó su cambio hace un par de años”.

“Su madre y yo hablamos con Antonio Balibrea [director de Ibiza Gay Pride], que nos recomendó un psicólogo y una asociación con la que Edu comenzó el proceso de hormonarse”, ha relatado. “Hace unos meses dijo que no quería seguir con el tratamiento y lo abandonó”, ha explicado Díaz que ha añadido algunos detalles como el hecho de que el día del suicidio tendría que haber ido a clase pero se quedó en casa de una amiga. Al parecer, cuando esta amiga se ausentó del domicilio ella se tiró por el balcón.

Estos argumentos han servido a Marta Díaz para subrayar que es muy importante rechazar el veto parental y, por otra parte, que se promuevan charlas educativas contra la fobia al colectivo LGTBI.

Este suicidio se está investigando. Si los agentes de la Guardia Civil lograsen probar que hubo relación entre el acoso y la muerte, se podría instruir como delito de odio.

El Observatorio Valenciano contra la LGTBFobia ha exigido la promulgación de una ley estatal que regule los delitos de odio contra este colectivo y «ponga las herramientas necesarias» para que no se repitan casos como el de la chica ibicenca.

«Las personas trans», recuerdan, «tradicionalmente vejadas y maltratadas con especial odio, sufren una tasa de paro de más del 85%, una realidad que se suma a su situación de vulnerabilidad y exclusión. En 72 países se nos condena a muerte o a cadena perpetua».

Discusión durante la moción

El PSOE presentó esta moción tras las noticias de la implantación del pin parental en Murcia a instancias de Vox; un veto parental que se baraja en otras comunidades como Andalucía, y por la intención del partido de ultraderecha de visitar los centros escolares de Baleares.

En la moción pedían el rechazo al pin parental, reforzar la oferta de contenidos educativos sobre igualdad, LGTBI o de prevención de conductas adictivas, además de manifestar el rechazo del Consell a las sospechas que se han fundado sobre la labor docente en Balears, entre otros puntos.

La moción, en su texto original, recibió el apoyo de Ciudadanos, Podemos y de Marta Díaz.

Sin embargo, Sara Ramon, consellera de Cultura y Educación del PP, se mostró crítica con el contenido de la moción: “Quieren crear un problema que no existe en nuestra comunidad […] con una exposición de motivos apocalípticos”, ha dicho y ha pedido una modificación de la moción en los mismos términos que ha sido aprobada en varios ayuntamientos de la isla.

El PSOE no ha aceptado que se elimine de la moción la referencia al veto parental, un punto que había sido suprimido por el PP en su propuesta de cambio de texto.

Finalmente todos los grupos han aprobado la moción original.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *