Los pisos de Baleares cuelgan el cartel de ‘Se vende’ por más de 249.040 euros, mientras los compradores buscan ofertas por 157.500 | Noudiari.es

Los pisos de Baleares cuelgan el cartel de ‘Se vende’ por más de 249.040 euros, mientras los compradores buscan ofertas por 157.500

Viviendas en Ibiza.

@Noudiari / La distancia entre los precios que piden los vendedores y lo que pueden ofrecer los compradores sigue siendo bastante importante en la región balear, según el informe del portal inmobiliario Pisos.com.

Así, según el informe, los compradores baleares redujeron su presupuesto medio de 172.500 a 157.500 euros entre los años 2018 y 2019. Por otro lado, disminuyeron sus exigencias de superficie: el piso más deseado ha pasado de tener 90 a 80 metros cuadrados.

Por otra parte, el piso medio cuesta en Baleares 249.040 euros, lo que supone que la brecha entre compradores y vendedores ha repuntado, creciendo de 84.810 a 91.540 euros, 6.730 euros más.

Así, la brecha fue del 58% en 2019, nueve puntos más con respecto a 2018, ya que en 2018 la diferencia quedó fijada en un 49% tras crecer 25 puntos de 2017 a 2018. Este dato convirtió a Baleares en la región en la que compradores y vendedores estuvieron ‘más en descuerdo’, por delante de Canarias (58%) y Asturias (52%).

En cuanto a Palma de Mallorca, el presupuesto de los compradores también se rebajó de un año a otro, pasando de 142.500 a 127.500 euros. De este modo, el precio de la vivienda disponible en el mercado subió de 212.116 a 227.570 euros. La diferencia de 100.070 euros se tradujo en una fisura del 78%, elevando el porcentaje arrojado en 2018 en 29 puntos, cuando la fisura alcanzó el 49%. Esta brecha colocó a Palma de Mallorca como la capital en la que el entendimiento entre las partes resultó más complicado, por delante de Alicante (75%), Oviedo (69%) y Cádiz (69%).

Ferran Font, director de Estudios de Pisos.com, comenta al respecto que “el apetito inversor -que busca localizaciones rentables en la costa- colabora en la amplitud de estos porcentajes”. El portavoz del portal inmobiliario añade que “Baleares es una ubicación fuertemente presionada al alza por un inventario de vivienda usada muy mermado”.

El experto advierte de que “resulta complicado que los vendedores renuncien a ajustar más sus márgenes y que los compradores comprometan su capacidad de pago por encima de cierto límite”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *