Si a cambio de dinero, por Ben Clark | Noudiari.es

Si a cambio de dinero, por Ben Clark

NouDiari / Si a cambio de dinero entregamos la tierra fértil y generosa, la tierra que luego sustituyeron por asfalto y hormigón, ¿cómo no íbamos a entregarles también la salud?

Si a cambio de dinero entregamos el mar de Homero, limpio y lleno de vida, el mar que luego sustituyeron por aguas arrasadas y contaminadas, ¿cómo no íbamos a entregarles también la salud?

Si a cambio de dinero entregamos la costa y sus orillas milenarias, la costa que luego sustituyeron por hoteles feos, paseos marítimos, diques colosales y puertos deportivos, ¿cómo no íbamos a entregarles también la salud?




Si a cambio de dinero entregamos el silencio y el descanso de la noche mediterránea, el silencio que luego sustituyeron con decibelios exacerbados y gritos, ¿cómo no íbamos a entregarles también la salud?

Si a cambio de dinero entregamos las leyes y las ordenanzas, normas y restricciones que luego sustituyeron por multas rentables o gestos de soberbia impune, ¿cómo no íbamos a entregarles también la salud?

Si a cambio de dinero entregamos la oportunidad de ser la vanguardia cultural de un país y de un continente, y asistimos impávidos a la paulatina desaparición y exilio de los pintores, de los escultores, de los arquitectos visionarios, de los cineastas, de los escritores, de los traductores, de los pensadores; la vanguardia cultural que luego sustituyeron por DJs millonarios y endiosados que abandonaban la isla en jet privado en cuanto terminaban su set. ¿Cómo no íbamos a entregarles también la salud?

Si a cambio de dinero entregamos la lengua dulce del poeta que habló de esta tierra y de su gente, la lengua que luego sustituyeron por la lingua franca del cash y del buisness: minimum spend, book your VIP table and Bottle Service a Formentera per i nostri VIP.   ¿Cómo no íbamos a entregarles también la salud?

Si a cambio de dinero entregamos el derecho a una vivienda digna y adecuada, un derecho que luego sustituyeron por un mercado parasitario y hostil, ¿cómo no íbamos a entregarles también la salud?

Si a cambio de dinero entregamos la ciudad y la idiosincrasia de sus calles y comercios, la ciudad que luego sustituyeron por hoteles y franquicias idénticas a todas las franquicias de todas las ciudades saqueadas, ¿cómo no íbamos a entregarles también la salud?

Afirman que el turismo es la empresa de la que somos accionistas todos los españoles, cuando la realidad es que la única empresa de la que somos accionistas todos —todos— los españoles es la salud. 


Así que hoy, si a cambio de dinero nos exigen que lleguen cuanto antes los aviones, los cruceros, si nos exigen que se elimine la cuarentena, si con vídeos engañosos sugieren que aquí no pasa nada, que todo puede volver, que todo debe volver a ser como ha sido siempre, crematístico y veloz, bajo la premisa de que, total, sólo queda una cosa por entregar y esa es la salud —un muerto, tres muertos, doce muertos, cincuenta muertos pequeños— ¿cómo no íbamos a hacerles, una vez más, caso? Afirman que el turismo es la empresa de la que somos accionistas todos los españoles, cuando la realidad es que la única empresa de la que somos accionistas todos —todos— los españoles es la salud. Y a muchos les encantaría que esa empresa no fuera de todos, sino suya.   

Hemos hecho tanto, hemos trabajado tanto todos juntos. Hemos sacrificado ya tanto, unidos. Lo hemos hecho bien. Hemos avanzado, hasta hoy, por una vez, con pasos lentos, cautelosos y seguros. Y, sin embargo, en esta recta final a muchos se les ha ocurrido que lo mejor es acelerar a tope para cruzar la meta cuanto antes. De poco servirán después nuestra desesperación y nuestros “¡trata de arrancarlo!”.

Si a cambio de dinero nos exigen, también, la salud, la transacción acabará teniendo lugar, no lo dudo. El poderoso caballero es así. Nos hablan mucho de recuperar el pulso económico cuanto antes, pero seguimos, de momento, sin una respuesta para la pregunta más importante: ¿con qué van a sustituir, luego, la salud? Pero la pregunta no le importará a casi nadie, y los únicos que necesitarán una respuesta ya no podrán escucharla.

14 Respuestas a Si a cambio de dinero, por Ben Clark

  1. luisluis Responder

    22 mayo, 2020 en 13:40

    Si no hubiera sido así, probablemente no estaríamos, ni tu escribiendo aquí ni yo leyendo lo que tu escribes. ¿Hubiera sido mejor así?

  2. Es berro Responder

    22 mayo, 2020 en 14:34

    Luisluis. Ya habia vida antes del turismo, si, muy diferente y, hasta habian personas que emigraban. Pero seguro que hasta tú sabras ver que entre la emigracion y la locura en que se ha convertido la isla hay muchos puntos intermedios…

    • luisluis Responder

      26 mayo, 2020 en 0:09

      Como decís aquí, entre poco y masa sa mesura pasa. Y en mi pueblo se dice ni tanto ni tan calvo. Ni lo que pasa ahora (el verano pasado, y desde hace bastantes años, que no se puede vivir aquí) ni lo que pasaba hace 60 años.

  3. Robustiano Cipotón Responder

    23 mayo, 2020 en 23:28

    Para uno de los trovadores de este régimen izquierdista es muy sencillo plantear esta cuestión como una simple y llana dicotomia: o salud o dinero. Claro, y los malvados empresarios y otros que no tienen esa sensibilidad que se denota del artículo, prefieren el dinero porque están hechos y criados así.

    Y el planteamiento sigue en una especie de realidad distorsionada donde los enemigos del pueblo son fácilmente reconocibles y que han entregado a cambio de dinero lo paradisiaco.

    Señor trovador Ben Clark, debo decirle que la preocupación de muchísima gente es máxima porque no es tan sencillo como elegir entre salud o dinero, es elegir entre estar confinados por motivos de salud, nadie lo discute, o morirse de hambre.

    Mucha gente es lo que tiene, que es así de atrevida y aventurera para intentar, por lo menos, llevarse algo a la boca, para él y sus hijos, pagar sus facturas y demás. ¡Qué malvados son! ¡Por qué no aceptarán su destino, que el hambre apriete hasta que la utopía post-proletaria de arrebatar todo a los ricos, esa especie de bestias con forma humana, para que todos podamos vivir en el paraíso de Homero sin preocupaciones de vivienda ni de comida!

    • ... Responder

      25 mayo, 2020 en 20:17

      Un clásico!!…
      Instaurar el miedo terrorífico…
      Para a través de esté, justificarse en acciones estúpidas y sin sentido común.
      Lo que ocurre actualmente, nada tiene que ver con arrebatar a los ricos…
      De que caverna eres originario?
      Como te atreves a certificar estás miserias, que escribes…
      Ni tan siquiera los científicos, expertos en la materia conocen cómo funciona esté virus y vosotros los “fachas” que vais viendo fantasmas comunistas, bolivarianos, o bolcheviques por dónde vais con vuestras miserias, que no son otras que las del egoísmo y la soberbia por bandera.
      Respetar el medio ambiente o naturaleza dónde vivimos, no es,de un régimen izquierdista como tratás de proponer.
      Respetar la salud y por lo tanto, respetar los tiempos de está pandemia, que desconocemos!para dar pasos precisos que no,nos hagan retroceder o perder más vidas,tampoco es de régimen izquierdista…
      Mientras encontramos soluciones fiables, y se asegura una renta mínima, tampoco es de régimen izquierdista…
      Que se traté de paliar!! Está circunstancia ofreciendo, algo de ayuda a las empresas de esté país, tampoco es de régimen izquierdista…
      Ésto es sentido común troglodita!!
      Tenéis el ansia dentro!! Cual demonio os devora…
      Todo lo que escapa a vuestro control, ya veis comunismo!!
      Haber sí con un poco de equilibrio universal, esos que exponen la salud de semejantes, tanto en malas condiciones laborales, como saltando el estado de alarma, para imponer su comercio (que nunca será el que fue…)
      Se van exterminando ellos solitos, sin joder ni a sanitarios, ni a una sociedad que se trata de reinventar.
      Y se trata de reinventar, no por un régimen izquierdista!!
      Está sociedad se trata de reinventar, para sobrevivir como tal y ninguna empresa o tienda será nunca tan valiosa, como la vida de una sola persona.
      Haber sí, te enteras…

      • Robustiano Cipotón Responder

        26 mayo, 2020 en 19:56

        Señor tres puntos, puntos suspensivos o … (deberé inventarme un sonido para dirigirme a Ud.):

        Creo que para hablar de estas cosas uno debe tener un conocimiento de causa. Que yo sepa el dinero no crece de los árboles. De hecho, el país está tan endeudado, porque se vienen arrastrando déficits antiguos -para Ud. que en vez de escribir ‘a ver’, escribe ‘haber’ es cuando gastas más de lo que ingresas; quiero decir, que si tienes 3 y gastas 5 tienes un problema, me sigues?-.

        No hay dinero apenas para pensiones, la gente nos presta dinero pero a cambio de devolver más (intereses) y vosotros aún habláis de financiar más subvenciones pero a nivel genérico, mi pregunta es: ¿cómo se va a pagar? Y no me salgas con lo de facha y demás, estoy de verdad preocupado al ser realista, no está el tema para venir con mamarrachadas y utopías de adolescente acostumbrado a vivir de papá.

    • ... Responder

      25 mayo, 2020 en 20:24

      Que régimen, ni que niño muerto!!
      Os tratáis de aprovechar del miedo lógico hacia lo desconocido,de los más vulnerables…
      Chantajeando y expeculando conseguís vuestros patrimonios.
      Estáis muy jodidos en situaciones anómalas y ésto os ocurre por carecer de verdaderas experiencias de vida…

      Salut y ánimo a todos los responsables, que no sólo tratan de mejorar ellos, si no que ayudan realmente a mejorar a sus semejantes…

      • Robustiano Cipotón Responder

        26 mayo, 2020 en 20:02

        Señor puntos suspensivos, si Ud. esconde la cabeza como hacen las avestruces no le libra de la tempestad que viene.

        No sé de qué me habla de patrimonios, Ud. vive completamente en la inopia cuando intento hablar de problemas reales. La izquierda y este régimen solo hace que vender humo cuando en realidad detrás de sus medidas hay miseria a cambio de que ellos estén bien en sus palacios de cristal, aislados de todo el mundo, y engañan a cuatro bobos.

        Después de esta crisis vendrá una crisis climática y todavía pensareis que la culpa es de la derecha cuando vuestros remedios son aún peores.

        • ... Responder

          26 mayo, 2020 en 21:14

          Peor que más de 2600 casos penados?…
          Peor que roturas “fortuitas” de pruebas o discos duros?…
          Peor que la privatización de la sanidad y el beneficio fiscal de los pudientes?…
          Peor que la asociación con los fondos buitres?…
          Peor que la falsificación de toda clase de títulos, máster o tesis?…
          Peor que privatizar las residencias de ancianos?…
          No sé! Erudito, si de lo que hablás es peor que ésto que comentó.

          Tirais de soberbia y de manipulación, con estás virtudes sobreviviis…

        • ... Responder

          26 mayo, 2020 en 21:17

          Chorizos, ladrones, corruptos, extorsionadores…
          Adjetivos para aburrirse.

  4. Robustiano Cipotón Responder

    26 mayo, 2020 en 21:29

    En fin… así vamos. Este es el nivel, “haber” como va evolucionando el tema…

    • delgatto Responder

      27 mayo, 2020 en 20:58

      No entiendo la burla sobre el “A ver” mientras debaten otros temas. Máxime observando en sus comentarios faltas graves de puntuación, incorrecciones verbales y palabras sin tilde. Simplemente dice mucho de su talante.
      Saludos Sr. Cipotón…

    • jesusí Responder

      31 mayo, 2020 en 13:58

      Y tu penosa sintaxsis, eso si que es nivel…

      • ... Responder

        3 junio, 2020 en 18:28

        Criaturitas!!!
        Haber… Haber si os enteráis, los ortográficos…
        Me dirijo a ustedes, básicamente por el echo en sí, de desviación,de temas a debatir, como bien dice (delgatto)
        De todas formas es un clásico, de vuestra conducta soberbia y arrogante.
        Seguramente con todas las faltas del mundo, tengan más claridad de ideas, personas sin el debido proceso de aprendizaje, lo cual deja muy claro, que lo verdaderamente importante, es lo que se quiere transmitir.
        Más allá de la humildad, del individuo que se quiere comunicar…
        Os falta mucho respeto, y por más ortografía que tengáis, estaréis perdidos en la misma y está todavía más,os alejará de toda comprensión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *