Comerciantes de Ibiza pronostican la “muerte de la economía local” en una protesta en el pleno de Vila | Noudiari.es

Comerciantes de Ibiza pronostican la “muerte de la economía local” en una protesta en el pleno de Vila

NouDiari / Un grupo de comerciantes de Ibiza ha asistido hoy al pleno del Ayuntamiento de Ibiza para mostrar su “indignación” y “preocupación” por el “abandondo municipal de los barrios” y por el impacto negativo que ha tenido la iniciativa de cierre de la ciudad al tráfico denominada Eivissa Oberta.

María Encarnación Planells, presidenta de la Asociación de Comerciantes Eivissa Centre, ha demandado “algo más que el reparto de 50 tiques de aparcamiento para cada establecimiento” cuando se hallan inmersos “en una profunda crisis.

“Eso no hace nada”, ha criticado en el turno de palabra al finalizar la sesión plenaria. “Pedimos accesos a aparcamientos exteriores con microbuses, aceras más anchas y no simplemente pintar rayas y cerrar la calle. Lo estamos pasando muy mal”, ha dicho la comerciante.




“Estamos aquí para suplicarles que nos escuchen. No hagan ver que vamos contra ustedes y que somos de tal o cual partido; defendemos nuestro pan y el de nuestros trabajadores”, ha subrayado Planells, que ha remarcado que en Ibiza “están cerrando todos sus comercios”.

Planells en su intervencción.

“Cuando pedimos ayudas y reuniones no nos ignoren, escúchennos. Hagan algo por nosotros”, ha comentado otra comerciante que lleva décadas con un negocio en la ciudad y que está “desesperada”, en ese caso por la falta de tránsito de personas en calles como Isidor Macabich, donde ya no hay autobuses. “Eso ha reducido el tránsito de personas y con ello ha provocado la crisis del comercio”, ha dicho.

Otro comerciante de la Marina ha sido muy duro al asegurar que una gran mayoría de locales “o se van a revender o a traspasar” y que “las familias se van a arruinar”. “El 60 por ciento de los locales están en traspaso o venta y en algunos casos no están colgados los carteles para no abaratar el precio”, ha dicho en el pleno.

Ha asegurado este comerciante que no están en contra de la peatonalización sino con las formas en las que se ha hecho y pronostican un “desastre en Ibiza que ya está en proceso”. “No se puede peatonizar todo sin más”, ha dicho en referencia a la medida provisional que se hizo durante el Estado de alarma de cerrar calles al tráfico durante los fines de semana.

Tanto el PP como Ciudadanos, en la oposición, se han sumado a la protesta de los comerciantes y ciudadanos en las últimas semanas al presentar mociones y preguntas contrarias “a las formas” de Eivissa Oberta, que aseguran que ha sido “nefasta” para el comercio, o poniendo de relevancia la profunda crisis que atraviesa el sector por falta de políticas municipales que potencien este sector.

En este sentido, el PP ha presentado una moción en materia de barrios históricos ante “el progresivo abandono que PSOE y Podemos están llevado a cabo” y “que ha sido denunciado en numerosas ocasiones por los comerciantes”.

El PP ha apuntado el daño al comercio local que ha hecho la medida Eivissa Oberta “en el momento en el que más ayuda necesitaban”. “Lo han hecho sin informes que lo avalen y en el peor momento. Una idea equivocada en unas circunstancias económicas adversas”.

“Ni estudio ni planificación ni criterio, causando graves perjuicios sin informes técnicos, haciendo oídos sordos a las peticiones de vecinos y comerciantes”, han criticado.



Ciudadanos, favorable a un modelo peatonal pero bien planificado y con consultas previas a ciudadadía y comerciantes, recordó que ya presentaron una moción de control al respecto sobre esta Ibiza “herméticamente abierta”. “Nadie conocía la medida antes de haberla ejecutado, no se consultó con la ciudadanía antes de tomar esta medida”, han asegurado.

Vila aprueba el plan para la rehabilitación, renovación y regeneración urbana de Ibiza de Ciudadanos

Por otra parte, el Ayuntamiento de Ibiza ha aprobado por unanimidad este jueves la creación de un plan para la rehabilitación, renovación y regeneración urbana de la capital a propuesta del grupo municipal de Ciudadanos (Cs).

El Consistorio se ha comprometido a estudiar las bases para poner en marcha esta campaña, cuyos proyectos “verán agilizados sus trámites administrativos mediante la fórmula más ágil para su ejecución”.

Se trata de iniciativas que deberán atender a parte de los principios definidos en la agenda 2030, como la mejora de las infraestructuras de agua potable y saneamiento, la utilización de energía sostenible, el reparto del trabajo y el crecimiento económico, el apoyo a la innovación e infraestructuras, la lucha contra el cambio climático, la conservación del entorno marino o la protección de los ecosistemas terrestres, entre otros.

El portavoz de Cs en el Ayuntamiento de Ibiza, José Luis Rodríguez, ha destacado en su intervención que han pasado siete años desde que el Gobierno redactó la conocida ‘Ley de las tres erres’, cuyo objetivo era el de fomentar la rehabilitación, la renovación y la regeneración urbana. “Los objetivos eran claros y ambiciosos y siguen vigentes después de la parada forzosa de las máquinas de todo el país de casi tres meses debido a la pandemia de la COVID-19.

Podría constituir el punto de arranque para la reactivación económica y la generación de puestos de trabajo”, ha añadido el portavoz de la formación naranja, quien ha aseverado que la rehabilitación de los edificios de la capital, con la aplicación de “modelos sostenibles y eficientes”, pueden ser “el camino para una recuperación ambiental, social y económica del municipio”.

 

 

Recuperar los barrios históricos

El Grupo Popular de Vila, por su parte, ha presentado en el Pleno una moción de acuerdo con un detallado plan de choque para recuperar la actividad económica y comercial de los barrios de La Marina, Dalt Vila y sa Penya, con el objetivo de ponerlo en marcha con carácter inmediato durante estos meses que quedan de 2020.

El portavoz municipal, José Vicente Marí, ha manifestado que “estos cinco años de soberbia y políticas equivocadas de Ruiz han supuesto la práctica desaparición de estos barrios de la ciudad, la asfixia de su tejido económico y la expulsión de sus visitantes, lo que ha contribuido a su progresiva decadencia. Internet y la globalización afectan a toda la isla y sin embargo, la mortalidad comercial en Vila es la más elevada de todos los municipios de Eivissa, así que no valen excusas para hurtar a los ciudadanos su exclusiva responsabilidad en este desastre”.

“No vamos a cejar en aportar soluciones para la ciudad y en concreto para estos barrios históricos, y por ello propondremos al Pleno la adopción de un Plan de choque a desarrollar inmediatamente durante los meses que restan de 2020. Dicho plan contempla la realización de una campaña intensiva de limpieza durante los primeros 15 días de julio; el refuerzo con patrullas de policía local y nacional de las medidas de seguridad en estos barrios; la suspensión de las zonas ACIRE en La Marina, Dalt Vila; la dotación de 10.000 bonos de aparcamiento gratuito en zona azul y en el aparcamiento de es Pratet a los comerciantes de La marina, Dalt Vila y sa Penya para su reparto entre los clientes de estos comercios a los efectos de incentivar la actividad comercial de estos establecimientos; la solicitud a Autoridad Portuaria para que abra el puerto al tráfico regulado de vehículos privados y transporte público al 50% durante los meses de verano y al 100% durante los meses de invierno. Todo ello al objeto de revertir el desastre de Ruiz y más en un momento tan complicado en el que muchos de nuestros comerciantes hacen el esfuerzo de abrir incluso a pérdidas.”

3 Respuestas a Comerciantes de Ibiza pronostican la “muerte de la economía local” en una protesta en el pleno de Vila

  1. Viçent Responder

    25 junio, 2020 en 16:01

    Alcalde, dimisión !!

  2. Janfry Responder

    25 junio, 2020 en 17:36

    Pues menos mal que no salió Ciudanos a la Alcaldía. Ellos pretendían peatonalizar todavía más calles que Rafa Ruiz.

  3. Luis Responder

    25 junio, 2020 en 18:40

    No creo que el tráfico rodado tenga tanta influencia. Pero lo que sí haría es penalizar con impuestos a los comercios que solo abren 3 o 4 meses al año y bonificar todos aquellos que se mantengan abiertos de 9 a 12 meses al año.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *