Vídeo.- Hallazgo fortuito de un ánfora de 2.000 años en una cala de ses Salines en Ibiza | Noudiari.es

Vídeo.- Hallazgo fortuito de un ánfora de 2.000 años en una cala de ses Salines en Ibiza

Imágenes facilitadas por la arqueóloga Glenda Graziani.

EFE / NouDiari / Un ánfora de unos 2.000 años de antigüedad fue localizada ayer martes en el acceso a una de las calas ubicadas entre la playa de ses Salines y la Torre de ses Portes, un lugar muy transitado por turistas y residentes.

El hallazgo ha sido obra del profesor Albert Prats, exconseller de Medioambiente en la legislatura 2007-2011, quien se encargó de llamar a los arqueólogos, que con la autorización del Consell de Ibiza retiraron la pieza porque corría peligro al estar en zona de paso.

Prats explica que vio algo que le llamó la atención en la zona. Al principio solo se veían unos diez centímetros de algo que parecía un trozo de cerámica. Al ir ‘barriendo’ la arena encontró la forma característica de barriga y las estrías de estas piezas.

Además, explica a NouDiari que justo sobre el trozo donde se desenterró la pieza había huellas de pisadas, con lo que podría haber sido dañada de haberse quedado allí.

Los arqueólogos Juanjo Marí, Almudena García-Rubio y Glenda Graziani, de la Sociedad Arqueológica de Eivissa y Formentera (SAEF), se encargaron de retirar la pieza, que este miércoles ya se encuentra en el Museo Arqueológico de las Pitiusas (MAEF).

Se trata de un ánfora púnica de fabricación ibicenca datada entre el año 0 y 50 d.C que no es habitual que se halle completa y que, lo más sorprendente, estaba casi en superficie, han informado desde el Consell de Ibiza.




La arqueóloga Glenda Graziani ha asegurado a Efe que, aunque se presupone que ses Salines fue una zona transitada y empleada en la antigüedad, son “pocos los estudios que se han hecho en este enclave”.

Para la arqueóloga, el hecho que se haya encontrado esta pieza en un lugar tan transitado indica que es una zona “que se debe estudiar con más detenimiento”. Se trata de un tipo de ánfora que se utilizaba para transportar el vino que se producía en la isla, ha detallado Graziani.

Por su parte, el arqueólogo Juanjo Marí ha resaltado que es habitual que estas ánforas se encuentren enteras en el mar, en pecios, en barcos hundidos o en tumbas. “Que aparezca un ánfora entera en un contexto que no es funerario ni un barco hundido es bastante extraño”, ha apuntado.

Un hallazgo completamente casual

En cuanto al hallazgo, Prats ha explicado que, en un principio, observó un fragmento de cerámica de unos 10 centímetros de ancho que estaba estriado y que al quitar un poco de arena de encima, vio que era una pieza más grande y decidió ponerse en contacto con los arqueólogos.

La pieza, una vez entregada en el MAEF.
Albert Prats, en el centro, autor del hallazgo, con los arqueólogos y la pieza.

Al respecto, Graziani ha destacado que, afortunadamente, en este caso quien realizó el hallazgo fue “alguien con interés, con capacidad de análisis y con visión, porque a lo mejor, la llega a encontrar cualquiera y esta ánfora acaba en una casa o en el mercado negro“.

Sobre este tipo de descubrimientos casuales o fortuitos, la conservadora del Museo Arqueológico de Eivissa y Formentera (MAEF) Maria Bofill ha indicado que se debe avisar a las autoridades, ya sea la Guardia Civil, el Consell y los ayuntamientos, sin tocar ni retirar ningún material arqueológico.

En este caso, el Consell de Ibiza ha autorizado la retirada sin seguir el procedimiento habitual de permisos porque era “peligroso dejarla allí”, ha añadido. “La pieza está entera y en muy buen estado de conservación”, ha detallado Bofill.

2 Respuestas a Vídeo.- Hallazgo fortuito de un ánfora de 2.000 años en una cala de ses Salines en Ibiza

  1. Eneko Responder

    1 julio, 2020 en 22:44

    Fuí testigo y fue algo absolutamente emocionante,todos l@s allí presentes disfrutamos el momento,en especial arqueólog@s y Quien la encontró y además enseguida nos informaron con precisión del origen y tiempo de la ánfora.Nunca lo olvidaré.

  2. Raúl Pineda Responder

    1 julio, 2020 en 23:21

    Sin lugar a dudas es un gran hallazgo y de gran interés cultural. Personalmente me alegro mucho de ver a estos grandes arqueólogos que, además de ser unas grandes personas, son unos grandes profesionales . No hay nada más bonito que ver a profesionales disfrutando de su buen trabajo . Enhorabuena cracks

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *