El Govern congela el sueldo de 34.000 funcionarios para ahorrar 39 millones y los sindicatos hablan de "castigo" - Noudiari.es | Noudiari.es

El Govern congela el sueldo de 34.000 funcionarios para ahorrar 39 millones y los sindicatos hablan de “castigo”

Imagen de archivo de una concentración de profesores.

EFE / El Govern no subirá este año el sueldo un 2 % a los 34.000 trabajadores de la administración autonómica, como sí ha hecho el Gobierno central con sus funcionarios, y congelará las retribuciones para ahorrar 39 millones de euros, un recorte del gasto “absolutamente necesario para el sostenimiento de las cuentas públicas”.




 Aunque ha definido la medida como no “deseable”, la consellera de Administraciones Públicas, Isabel Castro, ha subrayado que la crisis económica provocada por la covid hace imprescindible la congelación salarial, que se ejecutará mediante el recorte en un 2 % de diferentes complementos en los distintos sectores de la administración regional.

 En la rueda de prensa posterior al Consell de Govern, Castro ha puesto el acento en que el ahorro permitirá incrementar las plantillas de sanitarios, docentes y otros trabajadores de servicios públicos esenciales.

 El propósito del ejecutivo es aplicar la subida salarial anulada una vez se recupere la economía: “En el momento en que el PIB sea el de 2019”, ha explicitado la consellera.

 Ha insistido en que los trabajadores al servicio de la administración autonómica, incluidas sus empresas y fundaciones, han mejorado sus salarios un 12,7 % desde 2015 y que ahora, en consonancia con los sectores privados, sus retribuciones han de ajustarse a la crisis generada por el coronavirus.

“No percibirán ni un euro menos que en diciembre de 2019”, ha insistido la titular de Administraciones Públicas, que ha restado importancia al rechazo de los sindicatos a la medida.

Por encima de la mejora del poder adquisitivo de los empleados de la administración regional está la necesidad de “seguir contratando profesionales en salud, educación y el resto de servicios esenciales”, ha insistido.

Desde mediados del pasado marzo, el Govern ha contratado a 1.500 personas, el 60 % de ellas profesionales sanitarios que han reforzado los servicios públicos contra la pandemia, y la Conselleria de Educación ha anunciado la incorporación de casi 500 profesores nuevos el próximo curso, ha agregado Castro.

“En el momento en el que todos los ciudadanos de Baleares se recuperen también se recuperarán los funcionarios”, ha recalcado.

La consellera ha aclarado que también se congelarán los sueldos de los altos cargos del Govern, aunque la reducción del volumen de la estructura de dirección política de la administración “no está sobre la mesa”.

Las respuestas a este anuncio no se han hecho esperar.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios en les  Illes Balears ha mostrado su “más profunda indignación”  por el anuncio.

“Tras la reunión de la Mesa General del Empleado Público con las Conselleras de Hacienda y Administraciones Publicas para la aplicación de la subida salarial del 2% a todos los empleados públicos de les Illes Balears mantenida en el día de ayer, ha puesto de manifiesto que sí que habrá una subida parcial del 2 por ciento en la parte estatal de sus nóminas, el sueldo base y los trienios, pero que esa misma cantidad será rebajada después en distintos  complementos autonómicos que abona el propio govern como pueden ser la carrera profesional o los complementos específicos, de productividad o de destino. Es decir, puro arte de birlibirloque”, denuncian.

“Nuevamente, los recortes vuelven a recaer sobre el colectivo de empleados públicos”, lamentan.

Para  CSIF, dicha medida  “es un castigo a unos trabajadores que han estado prestando servicios públicos esenciales, como la sanidad, justicia, seguridad, la limpieza, el transporte y servicios sociales entre otros, durante esta crisis sanitaria”.

Los servicios públicos “se han mantenido gracias al esfuerzo, dedicación y profesionalidad de estos trabajadores,  todo ello  a pesar de luchar contra los elementos y en algunos casos, con plantillas más que diezmadas”, subrayan.

 Esta organización sindical no acaba de entender  “por qué el govern balear aplicará esta medida”, al tiempo que manifiesta “su más absoluta oposición al recorte retributivo planteado”.

“No se puede tirar por la vía rápida  que no es otra  que utilizar al empleado público como moneda de cambio. Cuánto se les ha llenado la boca elogiando  el trabajo de los colectivos esenciales en esta crisis para luego actuar de esta manera en contra de unos trabajadores que se están dejando la piel durante esta crisis sanitaria”, lamentan.

La organización sindical avanza que realizará “todas aquellas acciones que estime oportunas para evitar este tipo de ataques y restituir todo aquello que injustamente les va a ser arrebatado”.

Rechazo de CCOO, UGT y UOB

Los sindicatos CCOO, UGT y UOB han rechazado la congelación del sueldo de los funcionarios autonómicos de Baleares, decisión que supone un “castigo” para unos empleados públicos que han realizado un “gran esfuerzo” durante la pandemia y que podría dar lugar a movilizaciones.

CCOO exige el cumplimiento del acuerdo por el que se aprobó la subida del 2 % del sueldo de los trabajadores públicos de las islas. “Los acuerdos están para cumplirlos”, indica en un comunicado, y avisa de que la medida “puede provocar movilizaciones de los empleados y empleadas públicas para defender sus derechos”.

Especialmente tras “el gran esfuerzo que han realizado durante la crisis sanitaria para prestar los servicios públicos esenciales para la ciudadanía”.

UGT, en otra nota, destaca que los funcionarios autonómicos “han estado desarrollando su trabajo con total entereza y profesionalidad” y considera por ello que “no es el momento para que sean castigados de nuevo con un recorte salarial”.

“Si algo necesitan los empleaos públicos precisamente es un espaldarazo y un reconocimiento al trabajo, dedicación y sacrificio que han realizado para atender y dar salida a esta crisis sanitaria de la covid-19”, afirma este sindicato.

Y denuncia que la decisión aprobada este viernes por el Ejecutivo autonómico en el Consell de Govern, se les comunicó a los sindicatos ayer en la mesa de negociación de los empleados públicos como una resolución ya tomada, sin margen para la negociación.

Cree UGT que esta medida “puede enturbiar toda la negociación colectiva en los diferentes ámbitos del Govern”, como educación, salud y otros servicios, “una situación del todo indeseable en una coyuntura como la actual, en la que el diálogo y la negociación deben ser instrumentos básicos”.

Frente a la tesis del Govern balear de congelar los sueldos para conseguir ahorrar 39 millones y destinarlos a paliar la crisis, después de que los funcionarios hayan tenido un aumento de sueldo del 12,7 % desde 2015, UGT afirma que “la solidaridad se debe implementar a través de los impuestos y no a través de los salarios”.

Ello porque entonces, argumenta, “solo pagarán trabajadoras y trabajadores, es decir, los mismos de siempre”, y además “el sector privado también tomará esa senda”.

Por parte de la Unión Obrera Balear (UOB), su sectorial de Enseñanza acusa al Govern de “sumisión a Madrid en la decisión de congelar los sueldos de los trabajadores públicos”.

“Consideramos una vergüenza que el PSIB-PSOE agache la cabeza ante el expolio fiscal y la falta de ayudas estatales para la pandemia y haga pagar la falta de valentía a los trabajadores”, indica en un comunicado.

Ello, añade, “cuando el resto de comunidades autónomas, excepto Extremadura y el País Valencia, hace tiempo que han aprobado la subida salarial del 2% y la cobran también los 10.000 funcionarios del Estado en Baleares”.

Una respuesta para El Govern congela el sueldo de 34.000 funcionarios para ahorrar 39 millones y los sindicatos hablan de “castigo”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *