La incoherencia de ‘Agustinet’ y Rafa Ruiz, por Joan Miquel Perpinyà - Noudiari.es | Noudiari.es

La incoherencia de ‘Agustinet’ y Rafa Ruiz, por Joan Miquel Perpinyà

Joan Miquel Perpinyà / Causa estupefacción la velocidad a la que los políticos socialistas y singularmente, los alcaldes ibicencos de la FSE-PSOE, han cambiado de criterio y de exigencias en relación a los remanentes de tesorería, los millones de euros de superávit que tienen en el banco y que consiguieron ahorrar gracias a la Ley Montoro, esa pérfida norma que les impuso el Gobierno de Mariano Rajoy, de acuerdo a las directrices de la Unión Europea, y que les obligaba a guardar un poco y no gastar como si no hubiera un mañana. ¡Ya ven qué crimen! 

Cuando gobernaba el PP en Madrid, Josep Marí Ribas ‘Agustinet’ (alcalde de Sant Josep), Rafa Ruiz (alcalde de Vila), Josep Tur (entonces alcalde de Sant Antoni) y Vicent Torres (entonces presidente del Consell d’Eivissa y secretario general de los socialistas ibicencos) exigían, con gran firmeza y tenacidad la derogación de la pérfida Ley Montoro, para poder destinar ese dinero a las necesidades de sus propias instituciones y de sus ciudadanos. 

Recuerdo una rueda de prensa que los cuatro gobernantes citados ofrecieron el 14 de marzo de 2018 en la sede de la FSE en Vila. “El Gobierno tiene secuestrada la autonomía municipal”, “No podemos seguir con las manos atadas y más cuando somos instituciones con superávit”, se lamentaban quejosos.

Cambió el Gobierno en Madrid y llegó Pedro Sánchez, líder del PSOE. Pero la Ley Montoro siguió en vigor. Y con un Ejecutivo de coalición entre PSOE y Unidas Podemos, ahí sigue la norma, inalterable. Pero la pandemia del Covid-19 ha hecho que las necesidades económicas de los entes locales se hayan multiplicado exponencialmente. Y ni así se ha derogado la Ley Montoro porque no se puede hacer sin contravenir las directrices de estabilidad presupuestaria establecidas en la Unión Europea. Entonces, si no se podía derogar, ¿por qué lo exigían? Leer ahora a ‘Agustinet’ hablar de escopetas para disparar contra el Gobierno de Pedro Sánchez, siendo él un experimentado y avezado escopetero, parece una broma. 

Para salvar la situación, el Gobierno planteó que los ayuntamientos y los consell insulars le presten los remanentes de tesorería (unos 500 millones en el conjunto de Balears) para devolvérselos en 10 años, aunque en los próximos dos años habrá devoluciones importantes, unos 270 millones, que los consistorios podrán destinar a medidas de recuperación del impacto causado por el coronavirus. 

Se trata de un chantaje en toda regla, un “trágala” que sólo ha salido adelante en la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) con el solitario apoyo del PSOE

Se trata de un chantaje en toda regla, un “trágala” que sólo ha salido adelante en la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) con el solitario apoyo del PSOE y el voto de calidad de su presidente, el socialista Abel Caballero, lo que amenaza con romper dicha entidad. La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, podrá presumir de ello para no tocar la dichosa Ley Montoro. Ya ven. 

En conclusión, el Gobierno que presume de diálogo y consenso ha acabado por incautarse de los ahorros de las entidades locales, con la coacción de algo así como ‘o me los prestas o no verás un duro y te daré migajas ya mismo para que puedas lucirte ante tus electores’.

¿Qué han hecho los alcaldes ibicencos del PSOE ante semejante atropello? Pues lo mismo que el Govern balear de Francina Armengol: celebrar la medida y alabar sus bondades, que nadie ve,  excepto ellos. Pero así son las cosas en la política, aplauden a rabiar lo que criticarían con igual entusiasmo si esta barbaridad se le hubiese ocurrido a Cristóbal Montoro. Sucede que esta docilidad y esta incoherencia también tiene su coste electoral, aunque les dé igual porque mejor es obedecer las directrices del partido que mostrar coherencia y defender lo mejor para sus instituciones.

Sucede que esta docilidad y esta incoherencia también tiene su coste electoral, aunque les dé igual porque mejor es obedecer las directrices del partido que mostrar coherencia y defender lo mejor para sus instituciones.

No puedo terminar sin citar el papelón de Unidas Podemos, que se abstuvo en la votación en la FEMP. Los representantes de Podem Eivissa criticaron la propuesta del Gobierno, pero ahora Viviana de Sans y Aitor Morrás, entre otros, callan como muertos. La coherencia tampoco va con ellos, por lo que se ve. Manda Madrid, como siempre. 

4 Respuestas a La incoherencia de ‘Agustinet’ y Rafa Ruiz, por Joan Miquel Perpinyà

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *