Noudiari.es

Activistas de Ibiza tachan de “ilegal” la construcción de una pasarela y un muelle en la costa del Six Sense Xarraca Bay

Foto denuncia de Prou en el que se aprecian las obras en la costa del Six Sense Xarraca Bay.

La plataforma de Ibiza ‘Debat Obert Prou!’ denuncia que el nuevo hotel Six Sense Xarraca Bay, está construyendo un muelle, conectado con el hotel por una pasarela, “con pilares dentro del agua, atornillando a las rocas, al suelo marino, con taladros, cemento etc… También están pintando las rocas y la pasarela desde el hotel hasta el muelle para hacerlo bonito. Todo muy eco”. Para la plataforma este hotel constituye “un gran atentado al paisaje y una privatización del todo intolerable”, además de destacar que consideran estas obras “totalmente ilegales”.


El grupo activista aporta varias fotografías y vídeos, de estos dos últimos días, con el avance de la construcción de este muelle y explican que solo han podido saber que cuenta con un informe favorable pero que aún no está autorizado. El informe favorable lo ha emitido la Demarcación de Costas del Govern Balear y se puede consultar parcialmente en el visor de la CAIB.

En la solicitud a Costas, la empresa hotelera pide un muelle y consta como informe favorable en el citado visor. También obtienen el visto bueno para la instalación de varias tarimas para albergar hamacas, parasoles y mesitas. También cuenta como favorable la petición de balizamiento para una zona de tablas de paddle surf, piraguas y similares.

En Prou destacan que esta construcción es poco sostenible y ecológica, como la imagen que pretende proyectar la cadena hotelera, y temen que el muelle se convierta en un ir y venir de yates. “La empresa exclusiva y excluyente recalca la belleza de la zona mientras se la cargan. Y todo a precios populares de 1.260 euros la noche y hasta 1.450 en agosto”.

Este exclusivo establecimiento hotelero, que se inaugura en julio, lleva arrastrando la polémica desde el inicio de su proyecto y grupos ecologistas de la isla han intentado parar su construcción. El alcalde de Sant Joan ordenó paralizar las obras en febrero de 2018 cuando tuvo constancia de que una parte de las obras carecían del proyecto de ejecución pero se reanudaron pocos meses después tras una evaluación técnica. El caso saltó a los medios de comunicación después de una denuncia en las redes sociales del GEN-GOB que lo calificó de un “atentado intolerable contra Ibiza”.

Prou recuerda la reunión que mantuvieron en 2018 con el alcalde de Sant Joan, Antoni Marí, en la que les aseguró que el Ayuntamiento no daría permiso para ningún muelle ni puerto que sirviera para “prestar servicio a la empresa de lujo que explota este tramo de litoral”. Sin embargo, el Ayuntamiento no es quien tiene competencias para autorizar las construcciones en la costa local, sino el Govern Balear.

Foto: Debat Obert Prou.

Salir de la versión móvil