Cuatro refleja los taxis pirata en Ibiza y sus ‘extras’ de droga y prostitución | Noudiari.es

Cuatro refleja los taxis pirata en Ibiza y sus ‘extras’ de droga y prostitución

@Noudiari/El programa ‘En el punto de mira’ de canal Cuatro ha emitido un nuevo reportaje sobre Ibiza, esta vez, dedicado a los taxis pirata. Tras reflejar el problema de la vivienda, la cadena nacional se ha subido a un taxi legal para seguir un transportista pirata desde el aeropuerto hasta Vila y ha perseguido también a la conocida taxista ilegal, ‘La Rumana’, que ha terminado por increparles.

‘La Rumana’ se abalanza contra la reportera de Cuatro.

Tras la persecución desde el aeropuerto hasta lo que parece ser Puig des Molins, el transportista ilegal, en furgoneta negra, como muchas de las que se ven en las carreteras de la isla, se niega a hablar con la reportera de Cuatro, Marta Losada. Sin embargo, cuando la reportera explica a los turistas que han pagado 50 euros por un viaje que costaba entre 15 o 16 euros, los jóvenes turistas explican que saben que era un taxista ilegal y que les ha ofrecido cocaína, ketamina y cristal.

“Y si son mayores, también les ofrecen prostitución”, agrega el taxista legal que acompaña a la reportera.

Después, ‘En el punto de mira’ persigue e intenta entrevistar a la taxista ilegal conocida como ‘La Rumana’ denunciada en innumerables ocasiones por medios locales y taxistas, y conocida por las autoridades, pero que sigue trabajando con toda impunidad en la isla.

El titular del reportaje en la web de Cuatro.

Uno de los entrevistados cuenta también a ‘En el punto de mira’ que la mujer cuenta con varios delitos, como robo con fuerza y tráfico de drogas.

Cuando la reportera la intercepta en un aparcamiento de un supermercado de la carretera de Sant Josep, ‘La Rumana’ se abalanza sobre ella y sobre el cámara y les grita: ¡Sois gente jodidamente enferma! Esto es una empresa de alquiler de coche”.

Tras el enfrentamiento, la reportera explica que las afirmaciones de ‘La Rumana’ no son ciertas porque posee una empresa de transporte público en Rumanía y que para ejercer en España necesita una licencia VTC, “algo que es incompatible con un vehículo matriculado en su país” como es el caso.

Asimismo, detalla que para trabajar con su empresa rumana, “necesitaría una licencia de transporte privado como las que disponen UBER y Cabify”.

La consellera de Movilidad, Pepa Marí, también aparece en el reportaje y para explicar las actuaciones que se realizan contra los taxis pirata. Marí justifica también que faltan de recursos para combatir la problemática con más contundencia.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *