2-1. El San Rafael domestica al Platges de Calvià | Noudiari.es

2-1. El San Rafael domestica al Platges de Calvià

@Noudiari / El Platges de Calvià es un rival indigesto para el San Rafael. El 6 de marzo, con un 0-2 en el municipal de sa Creu, los de Carlos Martínez cortaron una racha espectacular del conjunto que entrena Vicente Román. Esta temporada, los rafalers al menos han podido tomarse la revancha delante del equipo naranja, que ha sido peor que en aquella ocasión pero igual de incómodo, 1-2.



El San Rafael marcó el ritmo del partido en el inicio. De su dominio nacían ocasiones. Arbeloa chutó entre los tres palos y Ortiz conectó una volea que a punto estuvo de colarse en la portería del Platges de Calvià.

Pero a los de Carlos Hernández les bastó una aproximación para abrir el marcador. En el minuto 18, Fernández se hizo hueco en la esquina derecha del área rafalera y puso la bola lejos de los guntes de Román con una preciosa rosca.

Parecía que el tanto visitante podía noquear al San Rafael, ni que fuera temporalmente. Sin embargo, el equipo siguió atacando durante el resto del primer tiempo, unas veces con el estilo directo que es marca de la casa, otras apoyándose en Ortiz, que bajaba al centro del campo para ser un pivote más.

El empate lo fabricaría, en cambio, a balón parado y de forma rocambolesca. En el 24, Tarrés remató con todo una falta lateral, la pelota rebotó en la espalda de un Rubén Martínez que pasaba por allí y la carambola entre compañeros se transformó en el 1 a 1.

Tras el descanso, las botas de Ortiz fueron las que más fútbol fabricaronpara los de casa. Ante un adversario encerrado, el cordobés actúo como abrelatas combinando con Zurdo, Arbeloa y Morales.

Una jugada personal suyapor la banda derecha tuvo visos de golazo hasta que se estrelló en las piernas de Kike, el portero mallorquín.

Los fallos se pagan
Dos errores del Platges de Calvià le pusieron la victoria en bandeja a los azules. Primero no pudo aprovechar el bloque de Román un libre indirecto que propició una cesión absurda. Los once mallorquines se metieron bajo palos y el fallo se quedó en susto.

Más hábil estuvo Juanfran para aprovecharse de un mal pase entre los defensas del conjunto mallorquín y hacer el 2-1 que acababa con el dolor de muelas suele ser últimamente este rival para el cuadro de sa Creu.

En medio de un descuento eterno, Ortiz centró para Juanfran y el remate del blue pudo convertirse en el 3-1. Árbitro y asistente consideraron, sin embargo, que el balón no llegó a traspasar la raya de gol y con la duda ambos equipos se retiraron a vestuarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *