CÓMICS! By Lluís Ferrer Ferrer. ANACLETO, AGENTE SECRETO (1964) De Vázquez | Noudiari.es

CÓMICS! By Lluís Ferrer Ferrer. ANACLETO, AGENTE SECRETO (1964) De Vázquez

EL GRAN VÁZQUEZ

Imagen clásica del personaje en un volumen recopilatorio de Ediciones B publicado en 2009.

Imagen clásica del personaje en un volumen recopilatorio de Ediciones B publicado en 2009.

 @L.F./ Anacleto, agente secreto, no es solo una parodia humorística nacional más del género de espías que tanto en formato televisivo, cinematográfico o literario gozó de gran popularidad durante las décadas de los 60 y 70. Este genial personaje del no menos genial dibujante y guionista madrileño Manuel Vázquez Gallego (1930-1995) resultó ser su última creación de gran calado tras haber parido con anterioridad otro par de clásicos imprescindibles de la historieta española: Las hermanas Gilda en 1949 y La familia Cebolleta en 1951. Anacleto debutó en la inevitable revista Pulgarcito en su número 1.753 fechado en diciembre de 1964 y se dejó caer después en todos los tebeos importantes de la época como el Gran y el Super Pulgarcito, Din Dan, DDT, Mortadelo, Tío Vivo…sus aventuras fueron recopiladas también en los álbumes Olé y Alegres historietas, publicaciones todas ellas de la editorial Bruguera de la cual Vázquez era máximo exponente de su escuela, parca en decorados de fondo pero brillante en el dinamismo de sus creaciones, junto a Francisco Ibáñez (Mortadelo y Filemón, agencia de información).

El cierre de la misma en 1986 supuso también el final de Anacleto, tanto de la obra ideada por su creador como la firmada por autores apócrifos que se hicieron cargo del personaje durante los, digamos que…periodos de esparcimiento del padre de la criatura. Vázquez dibujaría por última vez al personaje en el número 5 del fanzine erótico granadino Espuma fechado en 1995 en una historia a todas luces pornográfica y cuanto menos curiosa, ya que son las mismísimas hermanas Gilda las que le acompañan en un más que irreverente menage à trois.

La irreverente portada del fanzine espuma num. 5 con Anacleto y las Hermanas Gilda de protagonistas.

La irreverente portada del fanzine espuma num. 5 con Anacleto y las Hermanas Gilda de protagonistas.

El protagonista trabaja para una agencia de espionaje indeterminada, luce flequillo (en sus primeras aventuras aparecía con una calva monda lironda), fuma como un descosido y viste smoking con camisa blanca y pajarita al más puro estilo James Bond, aunque lo cierto es que su creador reconoció haberse visto más influenciado por el televisivo Maxwell Smart/Superagente 86 interpretado por Don Adams que por la creación de Ian Fleming. La utilización con mayor o menor fortuna por parte de nuestro protagonista de toda suerte de gadgets tecnológicos de última generación, la relación con su tiránico jefe y con villanos clásicos como el profesor Boro, el propio malvado Vázquez, o con el simpático tiburón que termina por perseguirle en muchas de sus aventuras, así como el desarrollo de todos los topicazos propios del género de espionaje, son recurrentes a lo largo de toda la serie. El ritmo visual y narrativo es fresco y desenfadado, dando lugar a situaciones cada vez más surrealistas e historietas en las que nuestro torpe agente nunca llega a la consecución final de su objetivo.

Aun a pesar del largo periodo de hibernación, la influyente creación del maestro Vázquez se deja notar incluso en nuestros días, y el pasado mes de mayo se anunció el inicio del rodaje de su propia película en marzo de 2014. El film que adaptaría las desternillantes desventuras del personaje sería dirigido por Javier Ruiz Caldera y contaría con Quim Gutiérrez como Anacleto.

Pero esta semana no estamos tan solo ante una mera creación para un tebeo, ya que la vertiginosa vida, obra y milagros del propio Vázquez superan en mucho a cualquiera de sus creaciones. Tanto es así que la biografía del autor ya contó con su propio biopic cinematográfico, El Gran Vázquez, dirigido en 2010 por Óscar Aibar y con Santiago Segura en su papel protagonista, algo completamente inusual tanto en este país como en cualquier otro con más cultura de cómic acumulada. Y es que la ajetreada vida del genial historietista da para eso y mucho más.

Primera historieta con un Anacleto... ¡calvo!  (Pulgarcito, nº 1753)

Primera historieta con un Anacleto… ¡calvo! (Pulgarcito, nº 1753)

La arrolladora personalidad de Vázquez, situado ideológicamente en el anarquismo, vividor y carente de autodisciplina alguna, fue la que le impidió alcanzar el reconocimiento popular y llegar a ser el más grande entre los grandes, viéndose obligado a padecer prolongados periodos de carestía económica que solventaba a base de meter sablazos (pedir prestado a alguien sin intención de devolverle un duro) a cualquiera que se le pusiera a tiro. De hecho, la película retrata a la perfección el contraste entre Vázquez y el ordenado y trabajador Francisco Ibáñez, quién a la pregunta de por qué el director no se había decantado por hacerle a él protagonista de la historia contestó que nadie pagaría por ver una película con un tipo sentado ante una mesa de dibujo durante 60 años. Vázquez se las daba de embaucador y moroso recalcitrante que vivía de hotel en hotel sin hacerse cargo de gasto alguno y que adquiría sus posesiones a plazo sin pagar ni una sola letra por ellas, (¿recordáis al moroso del ático del 13 Rue del Percebe? Pues bien, cuenta la leyenda que el personaje lo creó el propio Vázquez basándose en si mismo, aunque después fuera desarrollado por su compañero Ibáñez, quien siempre le reconociera como el más grande de su época).

Aficionado a las meretrices, también declaró haberse casado con siete mujeres y haber sido juzgado y encarcelado por bigamia y problemas con Hacienda hasta un total de tres veces, una afirmación susceptible de ser cogida con pinzas, ya que entre sus otras virtudes se contaba la de ser un mentiroso de aúpa, aunque sí es cierto que un día salió a por tabaco para no intentar regresar con su primera esposa hasta tres décadas más tarde y que resultó ser padre biológico de once hijos reconocidos con distintas mujeres. Uno de los timos antológicos a la compañía a la que solía entregar sus encargos fuera de plazo fue cuando dibujó únicamente la portada y la viñeta del margen superior derecho de un enorme taco de papel en blanco para que una vez contabilizado el número total de páginas desde esa misma esquina la editorial le pagara una deuda que tenía contraída con él. Bruguera llegó a denunciarle por robo y falsificación de recibos. Pero El Gran Vázquez, poseedor de una calle granadina con su nombre (al igual que su creación Anacleto, agente secreto, localizada en Rivas-Vaciamadrid) aun no había cometido su fechoría más genial. Según se afirma antes de los créditos finales de la película, pocos días antes de su fallecimiento a la decepcionante edad de 65 años fingió su propio suicidio, consiguiendo así un adelanto de su último editor a cuenta de las ventas realizadas después de muerto, siendo el único junto a Fiodor Dostoievsky en conseguir algo parecido. Genio y figura hasta la sepultura, nunca mejor dicho.

Lluís Ferrer Ferrer.

Lluís Ferrer Ferrer.

Lluís Ferrer Ferrer (Cala Mastella, 1971) Especialista en tebeos y demás vicios insalubres, es el escritor (i)responsable de la Trilogía ibositana (2008-09-10) traducida al castellano y recopilada en El Hondero (2013), de los guiones de la webserie Salvador, un superhéroe low cost (2012-13), y colaborador del programa de Radio Èxit, Supercultura Freak Chow (2013) otro despropósito relacionado con el mundo del cómic…como si no hubiera cosas más importantes que hacer.

Una respuesta para CÓMICS! By Lluís Ferrer Ferrer. ANACLETO, AGENTE SECRETO (1964) De Vázquez

  1. ibizaisla Responder

    15 diciembre, 2013 en 11:49

    Muy buen artículo Lluís, aunque al final se ha hecho más mención a Vázquez que al propio Anacleto, aunque en el caso de este autor es normal… La última anécdota de fingir su suicidio no la conocía, muy buena.

    Entre los personajes que mencionas, yo también añadiría a “El tío Vázquez”, inspirada en el mismo Vázquez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *