El Sunset Café, una parada casi obligada en la Plaza del Parque | Noudiari.es

El Sunset Café, una parada casi obligada en la Plaza del Parque

@Noudiari / La Plaza del Parque es uno de los lugares más emblemáticos de Ibiza, además de ser un punto de reunión casi obligado. Allí el colorido y la animación están asegurados prácticamente todos los días del año. Entre los responsables de hacer de esa zona una de las más vivas de la Isla se encuentra el Sunset Café, con quince años de historia a sus espaldas.

El Sunset Café es uno de los locales con más solera de la Plaza del Parque.

El Sunset Café es uno de los locales con más solera de la Plaza del Parque.

“Es una plaza bastante interesante, con todos los bares, artistas y gente que viene de todas partes del mundo. Entre los locales, además, hay una buena competencia, porque todos somos un poco iguales y un poco diferentes a la vez. El Sunset Café, por ejemplo, destaca por su gran carta de gin-tonics, además de tener bocadillos, tapas y, aunque no somos un restaurante, comida casera”, señala Richard, que es propietario del establecimiento desde hace nueve años.

En verano, lógicamente, hay más movimiento, aunque una de las peculiaridades de la plaza del Parque es que su actividad no cesa durante casi todo el año. “Nuestro horario, por ejemplo, es de las nueve de la mañana hasta las tres y media de la madrugada. Además, tanto este bar como los otros estamos abiertos casi siempre y no hay muchos sitios en Ibiza que hagan eso. Eso hace que tengamos clientes de todo tipo, tanto turistas como locales”, declara.

En todos los años que lleva a cargo del establecimiento, Richard reconoce que ha visto de todo. “Como es un sitio tan peculiar, por aquí pasa gente de todo tipo y vestidos de manera muy diferente. También pasan por aquí las paradas de discotecas y siempre son un show. Por suerte, ahora hay un ambiente más familiar y tranquilo, porque al principio estaba un poco enrarecido por todos los yonkies que había en la zona”, añade.

En el Sunset Café trabajan un total de ocho personas en los turnos de día y de noche y, aunque la mayoría de los clientes se quedan sentados en la terraza y no entran en el interior del bar, destaca la peculiar decoración del local. “Hemos decorado el sitio con temas que nos gustan, como las puertas de los baños o el pasillo, con una imagen de la ciudad de Eivissa. También hay varias obras de Sola, que es una conocida artista alemana residente en la Isla, como la cara de Salvador Dalí. El reto es que los que visitan el local encuentren esa cara”, añade el propietario del Sunset Café.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *