El ‘primer biquini’ de Ibiza de Oriol Maspons y otras 20 imágenes para recordar la fotogenia de la isla | Noudiari.es

El ‘primer biquini’ de Ibiza de Oriol Maspons y otras 20 imágenes para recordar la fotogenia de la isla

@Laura F. Arambarri/ El fotógrafo Oriol Maspons (Barcelona, 1928-2013) contribuyó a renovar y modernizar el lenguaje fotográfico de la España de los 60. Su importancia es tal que el Museu Nacional d’Art de Catalunya (MNAC) le dedica desde el pasado 5 de julio hasta el 12 de enero de 2020 la exposición retrospectiva más amplia y completa de su obra, con nada menos que 530 imágenes de cuatro décadas de trabajo en los campos de la publicidad, la moda, el retrato y el reportaje.

Maspons. Eibissa. Museu Nacional d’art de Catalunya, dipòsit de l’artista 2011
© Arxiu Fotogràfic Oriol Maspons, VEGAP, Barcelona, 2019

1949-1995. Oriol Maspons. La fotografía útil merece una visita por muchos motivos, uno de los cuales puede ser contemplar la selección de más de una veintena de imágenes de Ibiza y Formentera que el fotógrafo tomó a lo largo de varios viajes a las islas.

La mayoría son inéditas, ya que el legado de Maspons no se había mostrado hasta ahora de una manera tan completa, según informan a Noudiari.es desde el MNAC. Así, esta exposición es fruto de una investigación detallada sobre el fondo de 7.000 fotografías en papel, negativos y documentos que el propio fotógrafo depositó en el museo.

Una de las joyas de la corona de la exposición, que ya es en sí misma un compendio de tesoros, es la imagen Monique, primer biquini de Ibiza que data de 1954, según el museo, aunque según otras fuentes consultadas es de 1953. Se trataría, efectivamente, del primer biquini fotografiado en Ibiza.

Así, Oriol Maspons viajó a la isla en 1953 con su primera cámara, una Rolleiflex. En la isla conoció a la modelo Monique Roller y a René Petit, un fotógrafo profesional francés especializado en retrato y famoso por sus pin-up. La joven Roller se convirtió en modelo de una de sus imágenes más icónicas, que fue tomada en Sant Antoni. La presencia de dos militares de espaldas, al fondo de la imagen, no solo ayuda a crear una composición más interesante y espontánea sino que contribuye a la idea de transgresión del momento en plena dictadura franquista.

En este y en sucesivos viajes toma fotos de la arquitectura, del paisaje y de las gentes de Ibiza, así como de Monique y de otras jóvenes extranjeras que encarnan para él a la mujer moderna y libre.

Periodismo gonzo
Además, Oriol Maspons publicó varios reportajes sobre Ibiza en la revista Interviú. Unas fotografías tomadas en las discotecas Amnesia, Ku y Pachá en los veranos de 1978 y 1979.

Oriol Maspons, Monique, primer biquini d’Eivissa, 1954. Museu Nacional d’Art de Catalunya, dipòsit de l’artista, 2011.
© Arxiu Fotogràfic Oriol Maspons, VEGAP, Barcelona, 2019

Junto con Luis Cantero, Maspons fue pionero en el reportaje de provocación o gonzo. “Este reportaje desdibuja la frontera entre la objetividad y la subjetividad, mezclando ficción y realidad”, explica el MNAC. Su principal característica es que el periodista se convierte en protagonista de la historia con el fin de abordar temas que durante décadas habían sido tabú. Especial polémica suscitó un reportaje titulado La vuelta al mundo en 80 camas, una especie de recorrido de burdel en burdel por el mundo, que respondía más a una mentalidad machista y patriarcal que a una verdadera provocación.

Fotógrafo de la gauche divine
Maspons, contrario a la concepción de la fotografía como un objeto de contemplación estética, defendió la fotografía aplicada a lo útil, lo que hizo que fuese protagonista de no pocas polémicas. Su artículo Salonismo, publicado en 1957 en la revista Arte Fotográfico ahondaba en esta idea: la fotografía tenía una función útil, como testimonio de la época o aplicada a los ámbitos de la publicidad y la ilustración. Su destino final era la página impresa. Este artículo causó una gran polémica dentro de la Agrupación Fotográfica de Cataluña, en la que había ingresado en 1952. Muy pronto se opuso a los valores estéticos que defendía el grupo, que, a su vez, se opuso a las iniciativas innovadoras de Maspons.

Oriol Maspons, Nen d’Eivissa 1954, MNAC 2017

Al margen de sus postulados éticos y estéticos, Maspons viajó mucho y procuró conocer diferentes ambientes y nutrirse de todo lo que le hacía crecer como fotógrafo. Vivió en París, donde conoció a Doisneau, Brassaï y Cartier-Bresson, entre otros, y en Londres, a donde fue con su amigo Francesc Català-Roca, otro fotógrafo enamorado de Ibiza.

En Barcelona formó parte de la llamada gauche divine, y así, frente a su cámara pasaron buena parte de este grupo de jóvenes intelectuales, artistas, modelos, cineastas, escritores, arquitectos… Suya es la conocida imagen de Jaime Gil de Biedma, Carlos Barral, José Agustín Goytisolo y Josep Maria Castellet en el vestíbulo de la editorial Seix Barral.

Además de en la ya mencionada Interviú, Maspons trabajó en las principales revistas de la época como Destino (que rediseñó Erwin Bechtold, artista alemán residente en Ibiza), Triunfo, Cuadernos de Arquitectura, Bocaccio o Elle.

Su amistad con Esther Tusquets hizo que pronto se involucrada en Lumen, concretamente en la colección Palabra e Imagen, uno de sus innumerables trabajos editoriales, entre los que también destaca que hizo las fotografías de portada de la colección Biblioteca Breve de Seix Barral.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *