Adiós a la gran Blanca Fernández Ochoa, por Pep Ribas Ribas | Noudiari.es

Adiós a la gran Blanca Fernández Ochoa, por Pep Ribas Ribas

Aunque por el momento se desconocen las causas, lo cierto es que ha resultado ser una de las peores noticias del deporte español de los últimos tiempos, primero por su fallecimiento y en segundo lugar por las posibles causas del fatal y triste desenlace.






Blanca, no solo por la primera medalla Olímpica femenina en unos Juegos de Invierno, ni por cuatro pruebas ganadas en la Copa del Mundo, es también por su tenacidad, por su simpatía, por su gran sonrisa y por el gen “Fernández Ochoa”, era única. Una gran leyenda, reconocida y muy estimada por toda España (algo así como Lola Flores, si habláramos de artista), a pesar de que en aquellos años lo del deporte de la nieve digamos que nos quedaba lejos, pero estaba el antecedente de la medalla de su hermano Paco veinte años antes, fue en el 1972.

Estoy triste y tengo rabia, sí, pienso que nuestros dirigentes deportivos podrían hacer mas.

Yo tengo una pregunta, si se sabia que pasaba por un mal momento emocional, no hubieran podido hacer mas, todo el mundo en general, pero en particular se lo pregunto al Comité Olimpico Español y al Consejo Superior de Deportes. Sí, menos premios y actitud mas humana.

Es que ya estoy cansado de que estos organismos que deberían de velar por el deporte y por las personas que han defendido el pabellón español con gran éxito, como la propia Blanca, pero que luego, ya no es la primera ni la segunda ni la tercera, muchas, se ven abandonadas.

El Estado Español a través de su Seguridad Social y otros organismos de salud y de ayuda y prevención deben de ayudar a todos en los momentos difíciles, más aun a los que son héroes, a los que son leyendas, a los que son ejemplo y el espejo donde se miran miles de jóvenes.

Son personas que han entrenado duro para ser campeones, pero tal vez en ocasiones no saben como superar un problema determinado, claro, es que no siempre puedes saber de todo.

Cercedilla, donde ella y sus hermanos jugaron, crecieron y empezaron a tener contacto con la montaña y con la nieve. Por cuestión de lógica, de respeto y de cariño (como lo demuestra la estatua que tienen en su pueblo), creo debería de cancelar sus fiestas, que hoy daban inicio.

Quisiera felicitar a todos los que estuvieron colaborando, los Cuerpos de Seguridad del Estado, ya que se han volcado en su búsqueda y un bravo e inequívoca muestra que querían a Blanca, a todos los cientos de voluntarios que se han unido en los últimos días para encontrarla.

Con la muerte de Blanca, ¡se nos va un trozo de la mejor historia deportiva de España!

Siempre la recordare, simpática, constante, firme y con una gran sonrisa.

Mis más sinceras condolencias a los familiares y amigos de Blanca Fernández Ochoa.

Descansa en paz campeona.

Por Pep Ribas Ribas (Ibiza).   

Una respuesta para Adiós a la gran Blanca Fernández Ochoa, por Pep Ribas Ribas

  1. Alderaan Responder

    5 septiembre, 2019 en 20:35

    Descase en paz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *