Gracias a todos los que trabajan en esta dura situación, por Sara Marí | Noudiari.es

Gracias a todos los que trabajan en esta dura situación, por Sara Marí

Carta a Noudiari / ¿Quién iba a pensar que viviríamos algo así? Estoy segura que si nos preguntan hace dos meses, no lo hubiéramos creído. Y es que lo que está pasando da para mucha reflexión. Lo que sí puedo decir que sí que se me pasaba por la cabeza, y seguro que no sólo a mi, es que el ritmo que llevábamos no avanzaba en positivo. No sé si calificarlo de normal o anormal, pero lo que es seguro es que no podía atraer nada bueno.



Nos habíamos (voy a atreverme a usar el pasado) subido a un ritmo frenético en el que se valoraba más el consumismo ligado a un individualismo egoísta, que a valorar el respeto, la solidaridad, el cariño, la empatía, y un sinfín más de valores que quedan o quedaban en un lejano plano. Estábamos subidos a un nivel de estrés extremo en el que no había cabida para los valores citados.

Pero no hemos de olvidar que somos humanos, que necesitamos de todos esos valores. Que necesitamos sentirnos queridos, querer a otros, compartir, abrazar, besar, necesitamos el apoyo del resto, ser empáticos, etc. Obviamente, también trabajar, ser resilientes, buscar y aspirar a mejor. Pero nunca, nunca olvidarnos que vivimos en comunidad y para ello necesitamos comunicarnos y para eso nos hace falta EDUCACIÓN EMOCIONAL, algo de lo que se carece mucho hoy en día. Algo por lo que luchamos tanto en las escuelas, pero NO sólo es trabajo de las escuelas. Es trabajo de TODOS. Porque si todos aportamos nuestro granito de arena todo será, no sé si más fácil, pero saldrá mejor si lo hacemos unidos.

Como ahora, que unos nos quedamos en casa ayudando a los que se exponen día a día a este malicioso virus. GRACIAS a todas y cada una de las personas que van a trabajar. Si para los que nos quedamos en casa esta situación es dura emocionalmente hablando, no imagino a los demás, ya que ha de ser muy estresante, por decirlo suavemente. Y que ellos tal vez, también sean de riesgo, o convivan con familiares que lo sean. DA IGUAL. MIL GRACIAS DE TODO CORAZÓN POR QUE SIN VOSOTROS NO HABRÍA UN NOSOTROS.

Des de sanitarios, policías, personal de los supermercados, transportistas, administrativos, servicios de limpieza, de recogida de residuos, militares.

Espero que toda esta situación provoque un cambio significativo. Que no se quede en un ya pasó y volvamos a cometer los mismos errores. Cometamos errores, pero no los mismos. El planeta, el Universo o quién queráis nos está dando un toque de atención. Escuchémosle.

Y hoy brindo por volver a abrazarnos pronto.

GRACIAS.

Sara Marí, maestra de primaria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *