La incidencia de COVID-19 ha subido en todas las islas en una semana con Ibiza en cabeza - Noudiari.es | Noudiari.es

La incidencia de COVID-19 ha subido en todas las islas en una semana con Ibiza en cabeza

EFE / La incidencia acumulada de COVID-19 en los últimos 14 días ha subido en el conjunto de Baleares de 125,6 casos por 100.000 habitantes el 13 de octubre a 140,9 el 19, y ha registrado incrementos en todas las islas y en la mayoría de zonas básicas de salud.




El último informe de Epidemiología constata que la tasa ha pasado de 148,1 a 173,7 en Ibiza, con 257 nuevos casos detectados en 14 días; en Mallorca de 131,2 a 143, con 1.281 diagnósticos positivos; en Menorca de 52,5 a 86,7 casos por cada 100.000 habitantes tras detectar 81 positivos; y en Formentera de 0 a 8,3, con un único caso diagnosticado entre el 6 y el 19 de octubre.

El último informe del Servicio de Epidemiología de la Dirección General de Salud Pública y Participación recoge también el incremento de los casos en algunos barrios de Palma, en Ibiza y en Manacor, ha informado la Conselleria de Salud en un comunicado.

Por municipios, el que registra mayor incidencia por cada mil habitantes (contando el total de casos registrados hasta el 21 de octubre y sin contar los diagnósticos de residencias geriátricas) es Ibiza, con una tasa de 24,31; seguido de Palma con 19,8; Marratxí 15,33; Santa Maria 15,19; Sant Joan (de Mallorca) 15,18; y Sant Antoni de Portmany (14,83).

Los menos afectados son Fornalutx (0), Ferreries (0,21), Es Migjorn (1,42) y Petra (2,45).

Al comparar zonas básicas (los diagnósticos del 6 al 12 de octubre en comparación con la del 13 al 19 de octubre) en tres puntos suben los casos: buena parte de la isla de Ibiza, Manacor y varios barrios de Palma.

La zona básica de salud con mayor tasa entre el 13 y el 19 de octubre es Vila, con 2,89 casos por cada 1.000 habitantes. También en el municipio de Ibiza, ha subido la incidencia en Es Viver (1,15) y en la de Sant Jordi (0,18), en el área de salud básica de Sant Josep (1,01) así como la de Santa Eulària (0,47) y la de Sant Antoni (1).

En Mallorca, se registra un incremento semanal de la tasa de incidencia en el área de salud básica de Manacor (1,47), en la de Llevant (0,38), la de Pollença (1,1) y Tramuntana (0,61).

También en buena parte de Palma: CS Mar Ponent (1,42), Son Gotleu (1,34), Son Rutlán-Aragó (1,09), Escola Graduada (1,32), Arquitecte Bennàzar (1,2), Emili Darder (1,01), Pere Garau (1), Santa Catalina (0,8), s’Escorxador (1,04) y Son Serra (0,98).

En Menorca, la incidencia aumenta en la zona básica de Ciutadella Canal Salat (0,49) y en Es Banyer, Alaior (0.69), mientras baja en el resto.

En Formentera, la incidencia acumulada por cada mil habitantes se ha incrementado ligeramente: de la tasa de 0 registrada entre el 6 y el 12 de octubre pasa al 0,1.

Desde el inicio de la pandemia hasta el 21 de octubre, el Servicio balear de Epidemiología ha validado 16.894 diagnósticos positivos de SARS-CoV-2 en Baleares: 13.902 en Mallorca, 2.374 en Ibiza, 142 en Formentera y 476 en Menorca.

Del total, un 66,45 % (11.227) han presentado síntomas, mientras que un 33,55 %(5.667) han sido asintomáticos.

Epidemiología ha catalogado 176 casos como llegados de otras comunidades y 96 importados de otros países.

De todos los infectados, 752 han sido usuarios de residencias geriátricas y 854, sanitarios.

En cuanto al perfil de los afectados, el informe de Epidemiología establece que la enfermedad ha afectado prácticamente igual a mujeres (8.679 casos, 51 % del total) y a hombres (8.215 casos, 49 % del total), en Baleares.

Por grupos de edad, los más numerosos siguen siendo las personas de entre 30-39 años (3.063), seguidos de los de 40-49 (3.003) y de 20-29 (2.795). Del total de casos detectados, la mayoría (un 50,4 %) tenían entre 20-49 años, un 22,4 % tenían entre 50 y 69 años, un 16,7 % eran menores de 19 años y un 10,4 % mayores de 70 años.

En cuanto a los brotes -agrupaciones de 3 o más casos de COVID-19-, el Servicio de Epidemiología destaca que se han detectado hasta 253 desde el inicio de la pandemia, con 1.839 casos positivos asociados (aproximadamente el 11 % del total). El 46 % de estos casos (838) presentó síntomas.

Un 36 % de los brotes (91) fueron de ámbito familiar, un 21 % (53) fueron originados debido a reuniones sociales y un 15 % (37) son de ámbito laboral. En 245 brotes el caso primario era autóctono.

La media de casos por brote detectado en las islas ha sido de 7 positivos: los mínimos han registrado 3 casos y el máximo (caso de una residencia geriátrica) tuvo 94 casos asociados.

De los 253 brotes, 8 se han detectado en la isla de Menorca, 10 en Formentera, 67 en Ibiza, y en varias islas (Menorca-Eivissa), y 167 en Mallorca. De todos ellos, quedan 64 con investigación abierta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *