Por la no retirada de ‘Cásate y sé sumisa’, por Rebecca Beltrán - Noudiari.es | Noudiari.es

Por la no retirada de ‘Cásate y sé sumisa’, por Rebecca Beltrán

A veces no sé si el mundo se ha vuelto loco o si la loca soy yo. ¿Y si somos los dos? El Arzobispado de Granada ha publicado un libro titulado Cásate y sé sumisa de una tal Constanza Miriano y se ha liado parda. Lo de sumisa no tiene nada que ver con el látex, ni el cuero ni Cincuenta sombras de Grey, no me sean bienpensantes. Los señores de la Iglesia Católica lo que hacen en esta obra es echar más candela a lo que han defendido desde hace dos mil años: la mujer ha de estar en un segundo plano, obedeciendo a un hombre (escogido al azar o por otro hombre), manteniendo su casa como una patena y cocinando a fuego lento frustraciones con garbanzos, que vienen muy bien con estos fríos.

Portada de 'Cásate y sé sumisa', un libro que todos deberíamos leer para recordar cuánto nos odian y desprecian a las mujeres la Iglesia Católica. De retirarlo, nada de nada... ¡Que rulen las fotocopias!

Portada de ‘Cásate y sé sumisa’, un libro que todos deberíamos leer para recordar cuánto nos odian y desprecian a las mujeres la Iglesia Católica. De retirarlo, nada de nada… ¡Que rulen las fotocopias!

¡Qué insulto a la mujer! ¡Qué falta de respeto! ¡Vamos a manifestarnos mientras enseñamos las peras a lo Femen! Venga, va, ahora en serio. ¿Alguien se esperaba que estos señores que visten sotanas y defienden ideas mágicas, misóginas, homófobas y demás fobias esdrújulas se pronunciaran a favor de las mujeres? Con el corazón en la mano les digo que no, que me parece lo más normal que una organización caduca y decadente incida sobre sus ideas, tan caducas y decadentes como ella. No espero nada de los curas, por muchos galones que tengan. Ni siquiera del Papa nuevo, ese que cada vez que abre la boca sube el pan en el Vaticano. El día que desmonten el escenario y trabajen a pie de obra comenzaremos a hablar de igual a igual. Pero hasta entonces, que murmuren, que comenten, que pontifiquen… Que a mí, como quien oye llover.

Y para más inri, la ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad (al loro con el batiburrillo), Ana Mato, sale en plan abanderada del feminismo a pedir que retiren el librito de marras por considerarlo una “falta de respeto a las mujeres”. No puedo estar más en contra de la señora (por mi hija) Mato. ¿Es que no piden el carnet de lista para ser ministra? Que dejen este libro en las librerías. De hecho, leámoslo en los colegios, analicémoslo en los institutos y dejemos con las ideas al aire a la curia católica, permitamos que se les vean las vergüenzas, que se oiga lo que piensan de la mitad de la población mundial, que resuene el eco de su desprecio por sus madres y por sus hermanas. A esta gente el peor favor que podemos hacerles es dejarles hablar.

Si tuviera frente a mí a la señora Mato, además de sorprenderme porque no tenemos ningún amigo en común, le diría que a mí me parece una falta de respeto, no como mujer sino como ser humano, que pretendan regresar al pasado y prohibir el aborto en muchos casos, que ella misma siga en el gobierno cuando está más que probada su implicación en la trama Gürtel. Pero, si tanto le escaman las tonterías de un arzobispado cualquiera, también le podría parecer una falta de respeto que el Gobierno español pague anualmente tributo a la Iglesia Católica. Por mí que los curas, obispos, arzobispos y supermegabispos digan lo que quieran, que es lo de siempre. Dos mil años repitiendo lo mismo y ahora vamos a llevarnos las manos a la cabeza, venga ya… Eso sí, lo que es una falta de respeto, señora Mato y compañeros de Gobierno, es que permitan que esta gente repleta de odio hacia todo aquello que no sean ellos mismos reciba dinero de aquellos a los que repulsan. Eso sí me escandaliza. Y no sabe cuánto.

 

18 Respuestas a Por la no retirada de ‘Cásate y sé sumisa’, por Rebecca Beltrán

  1. Pingback: FEMINISMO MEDIEVAL | AMOR DE LA VERDAD

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *