La joven de 18 años está acusada de un homicidio doloso tras declarar los testigos presenciales del crimen de es Codolar | Noudiari.es

La joven de 18 años está acusada de un homicidio doloso tras declarar los testigos presenciales del crimen de es Codolar

Cuartel de la guardia civil de Can Sifre. Foto: Ibiza Producciones.

@Noudiari / Sandra S.F. de 18 años ha pasado sus dos primeras noches en los calabazos de la Guardia Civil y hoy, jueves, pasará a disposición judicial acusada de un homicidio doloso tras asestar una puñalada mortal a Jose Eloy Vicente de 31 años el pasado martes 29 de enero frente a los apartamentos Don Pepe en el municipio de Sant Josep.




Por las dependencias de la Guardia Civil en Can Sifre han pasado a declarar varios testigos presenciales, uno de ellos el casero y compañero de piso de Jose Eloy, quien se encontró al joven tendido en el suelo junto a su coche en el aparcamiento de los citados apartamentos de es Codolar y explicó que Sandra y Eloy eran pareja desde hacía pocas semanas.

Otro de los testigos es Pilar, quien ha relatado antes las cámaras de Telecinco como sucedieron los hechos de los que fue testigo. “La chica le dio sólo una puñalada, fue en el corazón. No vi la puñalada, vi que el chico estaba mareado y se cayó. Ella salió corriendo y más tarde la encontraron llorando”, explica esta residente de los Don Pepe.

Según coinciden los testigos, la agresora y víctima discutieron, ella le amenazó de muerte y después le pinchó las ruedas del coche, el tono de discusión se elevó y ella le asestó varias puñaladas, una de ellas en el corazón, acabando con su vida.

“Todavía no me lo puedo creer, aquí vive gente tranquila. Hay parejas que discuten pero a ellos no les había visto nunca discutir. Por la mañana lo estaba amenazando de que lo iba a matar, pero no pensé que fuera a hacerlo. No sé qué le pasa a la gente, cuando eres joven se te va un poco la olla pero hasta matarlo… yo nunca he matado a nadie, solo le rompí un parabrisas a un novio”, asegura Pilar.

Esta testigo también afirma que conoce a la madre de Jose Eloy, que él era un chico trabajador y que se quedó rezando junto a su cuerpo durante el largo rato que trataron de reanimarlo sin éxito.

Según fuentes de la investigación, la chica ha colaborado en todo momento, aunque aún se encuentra en estado de shock y no es consciente de lo que ha hecho.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *