La Fiscalía pide 18 años de cárcel para el acusado de matar a un joven ibicenco de un botellazo en la Navidad de 2017 | Noudiari.es

La Fiscalía pide 18 años de cárcel para el acusado de matar a un joven ibicenco de un botellazo en la Navidad de 2017

Audiencia Provincial de Baleares.

@Noudiari / El juicio por la muerte de Santiago Garrido, quien falleció en Ibiza durante la Navidad de 2017 tras recibir un botellazo en la cabeza, empieza el próximo 2 de abril con una vista oral en la Audiencia Provincial que contará con jurado popular y continuará en los días 3 y 4.




El Ministerio fiscal solicita para el supuesto autor material de los hechos, Steven G.Z, 14 años de prisión por delito de homicidio y otros 4 años de cárcel por el de robo con violencia, lo que supone un total de 18 años y el pago de una indemnización a la familia de Garrido de 250.000 euros.

En prisión preventiva permanece otro hombre, que, al igual que el principal acusado, pertenece a la banda latina de ‘Los Guasones’.

Carlos G.P.H, dominicano de 24 años de edad, en la cárcel desde el 27 de marzo de 2018, se enfrenta a una multa de 600 euros al considerarle autor de un delito leve de maltrato de obra.

Así, los dos detenidos serán juzgados por un tribunal popular en la Audiencia Provincial, los próximos días 2, 3 y 4 de abril, según confirman fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Balears (TSJB).

De madrugada

Los hechos ocurrieron sobre las cuatro de la madrugada, cuando Garrido regresaba de celebrar la Nochebuena con amigos y fue asaltado en la zona de ses Figueretes por dos hombres. Recibió varios golpes, pero los investigadores apuntan a que fue el botellazo en la cabeza lo que acabó con su vida, supuestamente realizado por Steven G.Z. colombiano de 25 años.

Los dos asaltantes aprovecharon que lo habían tirado al suelo para robarle el teléfono móvil.

Santi Garrido pudo volver a levantarse y caminar hasta su casa y se acostó. A la mañana siguiente, su madre lo encontró sin vida.

El autor material del botellazo fue detenido en febrero de 2018  mientras que el otro detenido ingresó un mes después tras el recurso de la familia que recogió firmas para encarcelarlo.

Por su parte, la acusación particular pide que se condene a ambos por un delito de asesinato, lo que supone una pena de 20 años de prisión para cada uno y 4 años por delito de robo, según adelanta Radio Ibiza Ser.

Sin embargo, la defensa de Steven G.Z considera que los hechos deberían considerarse como imprudencia grave con causa de muerte o como un homicidio no intencionado, en caso de no conseguir la libre absolución. Para Carlos G.P.H solicita la libre absolución.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *